Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Entrevistas del jardín de gente a Juan Carlos Diez (Martropía)
 Vistas desde creación:4783
 Vistas desde último cambio:4598
 Vistas este mes:4783
 Vistas este año:4783
subir a entrevistas del jardín de gente. 

Entrevista exclusiva a Juan Carlos Diez, autor del excelente libro "Martropía - Conversaciones con Spinetta" - 2006
Recomiento "ferviertemente" la lectura del mencionado libro ( recientemente aparecido )
En cuanto a la entrevista les puedo asegurar que la predisposición, la gentileza, la calidez, y la sensibilidad que Uds. podrán vislumbrar en cada respuesta de Juan Carlos Diez; es la misma que encontrarán en un libro que va camino a convertirse en un clásico absoluto.
Muchísimas gracias de corazón Juan Carlos por la presente entrevista.
por Gabriel - Webmaster
Rogamos NO reproducir sin expresa mención de la fuente original
NOTA: La ilustración de cubierta del libro "Martropía - Conversaciones con Spinetta" - 2006, fue realizada por Luis Alberto Spinetta.
Esta es una pequeña reseña de la trayectoria de Juan Carlos Diez:
Juan Carlos Diez nació en Buenos Aires en 1955..
Es egresado del Taller, Escuela y Agencia de Periodismo (TEA) y también se dedica a la música..
Como periodista, ha colaborado en numerosas publicaciones, entre ellas las revistas Nueva, Noticias, Cosmopolitan, La Maga, Luna, Espectador y Temas y Fotos, para las que realizó notas y entrevistas de temáticas variadas.
Actualmente y desde hace 5 años, es redactor de Clarín Zonal.
En 2001, La Academia Nacional de Periodismo le otorgó por unanimidad, el primer premio a la Creatividad por su entrevista al escritor Héctor Tizón.
- Personalmente estoy maravillado con tu libro "Martropía - Conversaciones con Spinetta", pero antes de adentrarnos en dicha cuestión, me gustaría ahondar en tu historia. ¿En qué lugar transcurrieron tus primeros años?
Me crié en Callao y Corrientes, cerca de los cines. Será por eso que con el paso del tiempo fui amando más y más la naturaleza.
Conozco lugares naturales muy diversos y fascinantes. Tengo mis "sitios". Igual, el amor a los cines sigue intacto.
- ¿Qué factores o inlluencias te llevan a la necesidad de comunicar a través de la escritura, del periodismo y de la música ?
Contrarestar la añoranza interior de una isla...
- ¿Te vinculás con la música y con el periodismo de modo simultáneo?
No. Empecé a tocar la guitarra en la adolescencia y, a través de Los Beatles, descubrir la música.
Al periodismo llegué medio de casualidad y de grande. Empecé a estudiar a los 39 años y enseguida tuve trabajo. Escribo desde muy chico, más allá de mi profesión.
- ¿Qué instrumentos ejecutás?
La guitarra y la armónica (pero no con el sostén) y para acompañar una canción folk.
Estoy estudiando y descubriéndo la armónica en el blues. Es bien difícil, (aunque no lo parezca)
- Creo que la necesidad de sublimar la comunicación a través del arte presupone en algún punto alguna incomodidad, carencia o bien en la falta de alternativas en el lenguaje cotidiano o coloquial ¿Coincidís? Y en dicho caso; ¿has encontrado dicho bálsamo en la expresión?
La necesidad de comunicarse y expresarse a través del arte creo que nace de manera natural, antes de pasarlo por un cuestionamiento intelectual ligado a alguna incomodidad o carencia.
Claro que es un bálsamo y una búsqueda, seguramente inconciente, de armonizar con la vida, ya que, en otro plano, hay mucho desfasaje con el mundo que nos toca. También el deseo de comunicarse con quién tenga una mirada afín, a través del arte.
En cuanto al lenguaje cotidiano creo que bien puede servir para, por ejemplo, transmitir o comunicar algo a través de una buena nota periodística.
No lo subestimemos, si realmente tenemos ganas de comunicarnos.
- ¿Qué artistas y que "plumas" periodísticas o literarias te representan?
Por suerte, muchos.
De escritores te puedo nombrar a Gastón Bachelard (uno de los que más amo), Marguerite Yourcenar, Héctor Tizón, Borges, Truman Capote, Raimond Carver, Carson McCullers, los poetas Ungaretti, Juan L.Ortiz y Rimbaud, Antonin Artaud y Georges Bataille, entre otros.
Periodistas: Rizard Kapusinsky me parece grandioso.
De acá: Walsh, Arlt y la uruguaya María Esther Giglio.
Con respecto a las "plumas", tengo fotos de indias hopi y pieles rojas con tocados de plumas hermosos. (me gustan las plumas elegantes) y también tuve oportunidad de ver en San Pablo atuendos para rituales de tribus del Amazonas, en donde utilizan de una manera exquisita plumas de distintos colores (me gustan las plumas que contienen las tonalidades y los cantos de los pájaros).
- ¿Recordás a partir de qué canción o album nace tu amor por la música de Luis?
Sí. Un día que me rateé a la escuela y me fuí a una disquería que se llamaba "Música en el aire", en Callao y Santa Fe.
Pedí escuchar el primer simple de Almendra que tenía el "Tema de Pototo".
Fue amor a primera escucha.
- ¿Existían en vos elementos comunes a su lírica en tu modo de ver y sentir el mundo?
Creo que si te identificas con un artista como el Flaco es porque, de alguna manera, ves el mundo y lo sentís un poco como él lo expreza en sus canciones.
A su vez, identificarte con distintos artistas que también a él le conmueven como Los Beatles, Miles, Piazzolla, Dalí, Van Gogh, Artaud, los surrealistas y tantos más hace que los puntos en común y la comunicación con su propia obra sean aún más.
Otro elemento insoslayable es que nacimos acá, somos de acá y si tenés 15 años y escuchas a un tipo que en Buenos Aires te canta una melodía que en una parte tiene una letra que dice: "vive de azul, porque azul no tienes domingos..." y eso te llega hasta el alma y, pasados muchos años, el mismo compositor te sigue "hablando" y te asegura que "no habrá un destino incierto", bueno, tenemos una ventana, una lírica, que de alguna manera hemos construído juntos para ver el mundo.
Si "esta ciudad sólo muestra el sol en las ventanas...", esas ventanas son las que compartimos entre tantas.
- Friedrich Hölderin decía "El hombre es un Dios cuando sueña y un mendigo cuando piensa" ¿Esa sería una premisa básica para abordar a un artista como Spinetta? Me refiero a esa vana y marcada tendencia a "racionalizar" su lírica que han tenido tantos...
Sí, estoy de acuerdo y en "Martropía" Luis habla de que las canciones no son un noticiero, ¿no?
Y también de la emoción al leer un poema, mucho antes del intento de racionalizarlo ( intento muchas veces vano)
Por otro lado, se da la paradoja de que, una vez construído el mito de las letras de Spinetta, muchos quieren encontrarle la quinta pata al gato o "el ekeko en la sopa...", si querés.
Mientras tanto, el Flaco te viene cantando "ya que Dios es un mundo en el que amar es la inmensidad que uno busca, y no lo pienses más..."
O directamente: "la ontaña es la montaña".
- Vamos al libro. - A mi juicio tu mirada posee la mágica fascinación del músico, sobre todo en tus prefacios ¿Lo ves así?
No lo había pensado.
Me encantaría que sea así, mágica, como vos decís
En cuanto a la fascinación del músico, seguro que sí.
Y al haber tenido la oportunidad de verlo de cerca hilvanar sus acordes mucho más.
Por otra parte, la palabra "mirada" me parece muy acertada. Esa fue una de mis intenciones.
- Percibo en tus comentarios una lírica descriptiva y una expresividad que me retrotrae a los climas de la prosa de Haroldo Conti. ¿Estoy en lo cierto?
¡¡¡OJALA!!!
- El libro es cálido y no tiene un tono invasivo ni intrusorio como he leído por ahí. ¿Trabajaste las preguntas a partir del clima de las charlas o abordaron esquemas pre pautados?
Las preguntas las trabajé a partir de esquemas pre pautados, de reflexionar ciertas temáticas y de elegir entre un sinnúmero de cuestionarios.
Pero también a partir de los climas y de la espontaneidad.
También traté de estar atento para poder ahondar temas a través de las re preguntas.
Esto surgía directamente en la misma conversación o después de leer con atención la desgrabación y, a partir de allí, elaborar repreguntas.
Intenté que hubiera elaboración y, a la vez, espontaneidad y sentido de la oportunidad para lograr sostener el clima y la atención en algo que fuera realmente interesante.
- ¿Qué faceta de su personalidad o respuesta te sorprendió más?
Varias respuestas y facetas. Creo que muchas están reflejadas en el libro.
Por ejemplo cuando me cuenta de canciones que tenían muchos años y las grabó mucho tiempo después.
De su
personalidad te puedo decir, pasados ya tantos años, que es totalmente coherente con el artista que todos conocemos. No siempre ocurre.
Por mi trabajo entrevisté y entrevisto a mucha gente.
Con más de uno me he decepcionado...
Un rasgo que te diría que no me sorprendió y que sí me gustó mucho, fue comprobar lo profesional que es.
Es un tipo muy laburador con lo suyo, muy riguroso y formal, en el mejor sentido.
Eso también me ayudó mucho para poder hacer Martropía.
Eramos muy formales en cuanto a nuestras reuniones, las prolongadas horas de trabajo, y el empuje.
Algo que me asombraba era su memoria para recordar partes del libro, cuando ya estaba en su etapa final, de revisión del material ya editado.
Recordar frases, por ejemplo. Quizás esto sea el fruto del compromiso mutuo que establecimos.
Fue muy importante para mí su aliento y su confianza en mi trabajo.
Me acuerdo de una noche de invierno que nos quedamos hasta tarde.
Yo venía de laburar todo el día, incluso me fuí al estudio desde Lanús (es como la canción de Luis "Lejísimo") , donde había estado haciendo un par de notas.
A la madrugada llegó el taxi que pedí, Luis me acompañó como siempre para abrirme y me dijo: "Dale, dale que nos falta poco".
Esas cosas son importantes y si, además,les pones amor, ni te cuento.
- ¿Qué consideras que logra el libro?
No sé si lo logra pero, como lo digo en la "Intro" yo quería conocer a la persona que construía ese andamiaje flotante de música y poesía.
Quería hacerle muchas preguntas al artista, al tipo, y, lejos del cholulismo, el amarillismo y el merchandising, lograr que mostrara algo de su espíritu, de sus pensamientos y su persona.
Y, por supuesto, compartirlo con todo aquel que llege a este libro con su corazón y su cabeza abierta. Estoy seguro que valió la pena.
- ¿Considerás que por actitud y por coherenia artística y estética Spinetta está solo en el actual ambiente del rock?
No lo había pensado pero, no debe ser nada casual que al comienzo del libro lo imagine a Luis Alberto, solo, en medio de un desierto de sal...
- A propósito del rock ¿hacia dónde estamos yendo a tu juicio?
Te lo contesto con algo que me pasó en una disquería de las más grandes de Buenos Aires. Ví que ahora tiene una batea titulada así: "Rock Latino".
No estamos yendo; ya llegamos: "DE MANAL A MANÁ"
- Has sido premiado por tu entrevista con Héctor Tizón. Si bien es una personalidad diferente a Spinetta posee en común su defensa del lenguaje, su actitud de lenguaje. ¿Qué similitudes y diferencias marcarías entre ambos?
Bueno, no lo conozco tanto al maestro Tizón como a Spinetta. Sus vidas, creo, han sido muy distintas.
Pero es bueno pensar en sus similitudes.
La más importante: son dos artistas cabales y, cuando estuve con ellos, lo sentí hasta la médula. Se nota, se siente:dos personas totalmente coherentes con su obra.
Tizón te habla y reconoces al escritor que lees. Con el Flaco pasa lo mismo.
Él es el mismo de sus canciones. No hay doblezes.
Otra similitud: se les nota el apasionamiento por lo que hacen. Los dos son un lujo para la cultura en serio de nuestro país. Tienen un espíritu positivo y optimista, a pesar, claro, de ver muchas cosas y sentirlas como las siente un artista que se expreza y reflexiona.
Esto, creo, los hace más valientes y más nobles aún.
La última: los dos son muy buenos cocineros.
- ¿Qué otro personaje quisieras o hubieras querido entrevistar por su riqueza?
En tren de soñar....
Me hubiera gustado, hacia el 1700, sentarme en el muelle de la bahía de Tokio junto a Hiroshige, un pintor que admiro y que con sus estampas ejerció una gran influencia en nada menos que Van Gogh.
Me hubiera quedado en silencio viéndolo trabajar y después, en el mercado, compartir interminables tazas de te en hebras traído de Ceilán y con todo eso escribir un libro.
Sigo soñando. Años sesenta, París, largas caminatas y larguísimas audiciones de discos de jazz y muchas preguntas y muchos silencios para escuchar hablar a Julio Cortázar...
También años sesenta, pero en Nueva York. Asistir a ese momento espiritual en el que John Coltrane se limpia de las peores drogas, lleva su arte a otra instancia aún más elevada y con su saxo canta una alabanza de sólo dos palabras. "Love supreme"
La última: George Harrison y Ravi Shankar juntos en la India. Maestro y discipulo. Qué bueno haberlo podido registrar.
Para seguir con la música, me gustaría hacer un libro de entrevistas con dos artistas: B.B.King y el otro con Ringo Starr (no pido nada, no?)
De todos modos hice el libro con quien más quería hacerlo: El Flaco.
- ¿Has pensado ahondar en lo literario o planeas otros libros de conversaciones o entrevistas?
Pienso ahondar en lo literario.
Estoy en un momento en que tengo mucha necesidad de escribir y perderme en varias selvas.
Me siento con bastante inspiración, por decirlo así.
Con respecto a otras entrevistas, puede ser.
Tengo un sueño muy osado, pero es sólo eso. No estoy a la altura de las circunstancias. Por ahora.
Y tengo , además, otra idea con entrevistas pero son varias personas y totalmente desconocidas.
Igual , en este momento, estoy en una etapa de desprendimiento de Martropía. Me tengo que convencer que el libro lo terminé y está editado como yo lo quería.
Que hice un libro con Spinetta y, por si fuera poco, ese dibujo hermoso de la tapa, también fue hecho por él para el libro.
- ¿Cómo marcha el libro?
Por suerte muy bien. Así me dicen y lo siento. Sé que hay mucha gente joven que lo está leyendo y eso me encanta.
No hay nostalgia. "Mañana es mejor".
- ¿Planes inmediatos?
Sí, tengo un libro de poesías hecho que lo mantuve frizado. Tiene unos cuantos años. Lo corregí todo y lo guardé. Ahora lo volví a ver y se bancó estos años, sólo le haré unas pocas correcciones y quizás le agrege algo.
Es un libro terminado y hasta tengo el concepto del arte de tapa.
No tengo ni idea de como editarlo pero lo voy a hacer.
Me encantaría que alguien lo sponsoree!
- Por último: ¿Cómodo con la entrevista?
Sí. Fue una entrevista exigente, pero eso me gusta. Mucho.
Tengo algo en común con Spinetta: yo también soy un acuariano obsesivo.