Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Escriben músicos para el jardín de gente
 Vistas desde creación:10747
 Vistas desde último cambio:8366
 Vistas este mes:10306
 Vistas este año:10747
subir a entrevistas del jardín de gente. 

Nota: El presente artículo es largo. Por favor tengan a bien utilizar los botones de desplazamiento que hemos colocado para los artículos extensos. Dichos botones están ubicados al final de las notas, sobre el margen derecho de las mismas.
Rodolfo Mederos
Un maestro absoluto - Bandoneoenísta que no solamente aborda como pocos el tango, sino que incorpora a su arte la fusión. Heredero natural del sitial vacante tras la muerte de Astor... - Compositor y creador de fama mundial, ha grabado con Luis y nos cuenta aquí, que ha significado para él dicho encuentro.
- Querido Gabriel: Te envío como prometí mi aporte al sitio de Luis Alberto Spinetta.
El hombre se agrupa (quizás para organizarce o protegerse) según sus gustos, estilo de vida, creencias, ideología, etc, pero fundamentalmente según su actividad. Así entonces tenemos : centros culturales y
deportivos,club de pescadores, sindicato de perfumistas, mutual de hoteleros, unión de panaderos...,compartiendo así las espectativas comunes.
Los músicos también hacen lo propio: tangueros, jazzistas, rockeros, de la clásica... más aún,por instrumento : pianistas, guitarristas, violinistas, bateristas, bandoneonistas...
En esta última categoría estaré yo, tal vez.
Cada músico responde fielmente a su filiación del estilo al que pertenece, es decir en general NO SE MEZCLAN.
Sería desleal, considerado casi un desertor y mirado con sospecha. Pero ocurre que desde siempre tuve la fortuna de no seguir un camino marcado, siempre me gustó la mezcla, siempre sentí curiosidad por saber como hacen otros músicos su música.
Fue y sigue siendo una necesidad inevitable.
Así entonces fuí de los mirados con sospecha y a vaces como traidor(en realidad no se a qué) Por aquellos dias mi vida se cruzó con el proyecto discográfico de un músico joven de una categoría diferente de la mía.
Era Luis Alberto Spinetta y fuí convocado a participar. Con diferencia de tiempo lo hice en dos discos e n los temas : "Laura va" y "Las golondrinas de Plaza de Mayo".
Un bandoneón en un grupo de rock!, impensado.
Me sentí enriquecido y apoté mi arte con placer y entusiasmo.
Creo que Luis sintió igual.
Son esos encuentros que no se olvidan. Gracias a mi destino que me permitió mezclarme y gracias a Luis Alberto Spinetta que enriqueció mi destino.
- Rodolfo Mederos. Bs. As - Abril 2002
Claudia Puyó
Cantante, compositora - Actualmente solista , aportó su voz "impresionante" para gente como: Fito Paez, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Andrés Calamaro, Zavaleta, etc.
- Cuando era una niña, empecé a escuchar música, y con mi amigo "Aníbal Forcada" nos hicimos fanáticos de Almendra.
Teníamos todos los discos y a veces cantabamos canciones de Luis, con un dúo que teníamos: "Ana Gris".
La primera vez que lo ví en vivo, tenía doce años, tocaba "Pescado Rabioso" y "Aquelarre" en el "Estudiantil Porteño", un club de mi barrio "Ramos Mejía" para los carnavales.
Esa banda: Pescado, me rompió la cabeza, me hice fanática también y fue (de las bandas de Luis) mi predilecta.
Aún sigo tocando temas de Pescado por ejemplo : "Como el viento voy a ver" o "Despiértate nena"...
Cuando grabé mi primer disco: "del Oeste" Luis Alberto estaba haciendo " Viento del lugar".
Me dió las primeras dos estrofas de la canción, toda la armonía y la melodía del tema; el resto me lo pasó al estudio por teléfono.
Cuando terminé de grabarla lo llamé para que viniera al estudio a escucharla, y a él le encantó aquella versión.
Luis es para mí como el "mago" de la música en este lugar, me contó miles de historias mágicas en sus canciones.
Su voz
me parece una de las más interesantes de este sitio y porque no del mundo.
Es única; su forma de cantar... que más puedo decír...
Por suerte tenemos magia para rato...
Un abrazo - Claudia Puyó.
Ah, una de mis canciones predilectas es "Para ir" de Almendra.
La grabé en un disco para chicos de "Cablín".
No está mal esa versión que hice, intentá conseguirla; yo lamentablemente no la tengo, pero en algún lado tal vez puedas conseguir ese disco.
Gracias por tu cariño. Claudia. -
Willy Quiroga
Fundador, bajista y vocalista de "Vox Dei" y "prócer" del rock nacional -
- Mirá; nosotros también admiramos al "Flaco" y él lo sabe muy bien, aunque nuestra música y la de él tienen características distintas.
Recuerdo que estabamos en el teatro "Payró", presentando un recital de "Vox Dei" y al finalizar, se apareció el "flaco" a quien nosotros no conocíamos personalmente, y nos dijo que la banda le había gustado mucho, pero que no entendía porque, teniendo todo un idioma a nuestra disposición, cantabamos en inglés.
Tanto "Ricardo Soulé" como yo, inmediatamente nos dimos cuenta de que tenía toda la razón del mundo, y automáticamente comenzamos a traducir o versionar nuestros temas a nuestro idioma.
Desde ese momento "Bitter sugar" se transformó en "Azúcar amargo" y todos nuestros temas de ahí en más; fueron escritos en "argento", lo que trajo aparejado un mayor entendimiento con nuestro público, que de esa manera tuvo una visión mas completa de nuestras inquietudes.
Lamento no poder agregar más, pero creo que esto es más que suficiente.
Si tenés contacto con el "flaco", ya que por motivos de trabajo es bastante dificil que nos encontremos; aunque cada vez que esto sucede, siempre está la buena onda con él, dale un gran abrazo de nuestra parte.
Hasta siempre y saludos de la banda para tu página de uno de los grandes del Rock Nacional.- Willy Quiroga
Liliana Herrero
Impresionante, personal y talentosísima cantante. Aborda esencialmente la canción folklórica con un concepto de avanzada y de proyección - Con ella han grabado entre otros nada menos que el propio Luis Alberto Spinetta y Fito Paez.
- El color de su voz posee una enérgica singularidad y aunque reconozcamos que todas las voces lo son, en el canto de Spinetta se produce un salto, un quiebre.
Spinetta realiza un movimiento decisivo e insólito.
Vuelve extraño el acto de cantar y fabrica una obra inaudita, libera las palabras, las desahoga y las muestra en toda su fuerza poética.
Sus melodías y armonías nos dejaron a la intemperie pues permitieron que oyéramos por primera vez aquello que nunca había sido oído y las pocas ideas con la que uno se sostiene y cobija las tuvimos que pensar nuevamente.
Su música enarbola un canto vital, religioso y hermético, pero su religiosidad no es sacerdotal sino irónica, juguetona, y su hermetismo no es un obstáculo para la comprensión sino una forma de ver la complejidad del mundo.
Después de Spinetta la canción ya no es la misma.
Yo canto en la intimidad muchas canciones de Spinetta.
Me atreví a grabar Plegaria para un niño dormido solo cuando tuve la certeza que podía desprenderme de su fraseo.
Este extraordinario músico y poeta nos dice, en toda su obra, que es posible
comenzar todo de nuevo, y la forma de homenajearlo es buscar en cada uno de nosotros las formas profundas de quebrarnos en lo que somos capaces de hacer.
Spinetta, lo auténticamente "spinetteano", si podemos decir eso, es encontrar la profundidad de las cosas en un quebranto personal, una agonía poética.
Intentar cada uno lo suyo es producir artísticamente un distancimiento de Spinetta para poder estar cerca de él. - Liliana
Black Amaya
Prócer !!! Baterísta de "Pescado Rabioso". Tocó con "Pappo´s Blues", con "Héctor Starc", con "David Lebón", con "Pajarito Zaguri" . . . Fue soporte nada menos que de "B.B. King", "Guns N´Roses", y de los "Rolling Stones"...
¿Algo más... ?
- Me acuerdo cuando fuí a su casa, para decírle que estaba disponible para tocar con él; yo venía en un taxi y lo ví.
Estaba sentado en el escalón de la puerta.
Le digo al chofer que le toque bocina y le grito ¡¡ Flaco !!!
Pegó un salto de alegria que nunca me voy a olvidar.
Como no teniamos guita para brindar por el encuentro; sólo nos alcanzó para una sidra.
Yo a Luis lo escuché con "Almendra" por primera vez detrás de las puertas del "Instituto Di Tella" porque no tenía plata y los pude ver más adelante en el teatro "El Globo".
Me rompió la cabeza su música, la manera de cantar y en castellano, sumando las melodías y su locura sobre el escenario.
Al poco tiempo me compré el simple ,"Tema de Pototo".
Creo que ahí me dije "como me gustaría tocar con este tipo" y así fue.
Tuve la suerte de tocar y de ser amigo.
Con Luis hemos vivido momentos maravillosos y dificiles y lo que ví de él es que se respeta mucho a sí mismo como tipo y como músico.
Cada vez que terminaba de escribir una canción nos preguntaba a cada uno de la banda, si no se parecía a otro tema de alguien, a veces tarareaba alguna melodía y tocaba algunos acordes y dejaba todo.
Al rato tocaba otra vez lo mismo y dejaba.
Por ahí teníamos que hacer algo y en el viaje empezaba a cantar un poquito lo que estaba haciendo y así, al otro día estaba la canción casi terminada...
No paraba nunca de tocar y cantar y de tirar ideas a los demás...
Una vez, estabamos grabando y se aparece en el estudio "Donald" un cantante (sucun-dumm...) y le dice: "Flaco me gustaría grabar un tema tuyo".
Luis sin levantar la cabeza de la consola le dice : "no escribo para otros artistas y menos para vos... "
Así es; Luis no se vende, respeta la música y a sus músicos, es derecho y franco y dentro de las "estrellitas" es el que lleva la "bandera" del Rock Nacional...-
Black Amaya (Lástima que es de River y yo de Boca...)
A los chicos de esta página, gracias por mantener vigente el rock argentino y nos estamos comunicando.
En otro momento les cuento lo de la reunión de Pescado.
Si sigo recordando no termino más de escribir.
Un abrazo Gabriel: Black -
Leo Masliah
Prolífico músico, compositor, experimentador, humorista y "genio" uruguayo. Su arte es tan original y único que sólo podemos recomendarlo efusivamente y decírles que ¡¡¡NO dejen de conocerlo!!!
- Luis Alberto Spinetta es uno de los grandes compositores e intérpretes de la música popular de las últimas décadas, un compositor que además de su enorme aporte al devenir musical de esta región del mundo, "reprocesó" muchos elementos acuñados en el mundo anglosajón, de un modo tan original y profundo, que debería ser materia obligatoria en las escuelas norteamericanas e inglesas donde se forman los rockeros de allá...
Fabián Gallardo
Excelente compositor, cantante y músico rosarino. Solista, ex miembro de la banda de Fito Paez. Participó en el Album "La La La" (Spinetta - Paez)
- Gabriel, te mando esto que se me ocurrió mientras recordaba viejos tiempos.
Un abrazo. Fabián.
- Tenía un poster de Spinetta en mi cuarto de soltero.
Era una buenísima foto que había salido en el "Expreso Imaginario", con Luis recibiendo un baldazo de agua.
Un día Fito me llama por teléfono y me dice que Luis estaba en Rosario y que en un rato pasarían por mi casa, porque me lo quería presentar.
Cuando el afiche de la pared se "materializó" en mi cuarto; y al rato estábamos tocando, sentí una energía tan fuerte, que pese a los años que pasaron, nunca pude olvidar ese momento.
Después vinieron los shows de "La la la", y las visitas permanentes de Luis en los shows de Fito.
Esos ensayos con el Flaco pasándome los acordes de guitarra de "Ludmila", por ejemplo, allá en la sala del pasaje La Mar.
Cada tarde era un placer y un desafío.
El placer de aprender con semejante genio tocando al lado tuyo, y el desafío de estar a la altura de lo que significaba un Spinetta-Páez.
Tengo buenísimos recuerdos de esos momentos que el destino me regaló y pude compartir con Luis.
Estar en un escenario, mirar ligeramente a mi derecha y encontrarme con Spinetta cantando como nadie, y recibiendo de él esas miradas de apoyo y aprobación cuando los temas salían como tenían que salir.
Esos momentos y esas fotografías me las voy a llevar para siempre.
Están guardadas con muchísimo cariño entre los libros de la buena memoria... -
Fósforo (Bajísta de Pez)
Una banda que recomendamos fervorosamente.
Son distintos, son músicos impresionantes y poseen la audacia y el atrevimiento de proponer algo experimental, arriesgado y muy distino, lo cual por estos tiempos es más que valorable osadía estética.
Un dato "NO" menor... la banda cuenta con la guitarra y la voz de Ariel Minimal integrante de una banda absolutamente top: Los Fabulosos Cadillacs.
- Hola Gabriel...
Le reenvié este mail a Ariel (cantante y guitarrista) a ver qué contesta...
Nosotros cargamos un poco con el karma de que nos comparen siempre con Luis... supongo que usar determinados acordes y salirse del molde de determinada forma de componer hace que nos comparen permanentemente...
Obviamente su influencia en nosotros es enorme... y creo más allá de tal o cual estilo... a nosotros nos influyó en la libertad de encarar la composición...
Yo particularmente creo que es el artista más personal que dio el rock acá... el que mantuvo a través de su carrera una coherencia en hacer lo que quiso... más allá de la tendencia del momento... y que es uno de los pocos artistas que con el paso del tiempo sigue "en la búsqueda" de encontrar qué decir y cómo decirlo...
Un abrazo - Fósforo.
Manuel (La Mancha de Rolando)
Una banda que viene creciendo sin pausas en el panorama del rock nacional.
Rock pero melodioso y de gran nivel y con actitud.
- Encontré en la discoteca de mi casa el primer disco de Almendra y lo empece a escuchar a los 13 años, me encantó y aún hoy lo escucho y me encanta, luego tuve la oportunida de grabar y mezclar nustro disco "Juego de locos: en el estudio del Flaco, (La diosa salvaje) y estar con él.
Me encantó como persona y como se las arregló para ser un gran músico, un tipo popular y ademas ser una "persona", me enseñó mucho sobre la vida...
Manuel, La Mancha de Rolando.
Agustín Insausti (tecladista de Los Super Ratones)
Banda oriunda de Mar del Plata (Provincia de Buenos Aires)
¿ quién no ha escuchado el super hit "como estamos hoy"
Banda que por suerte está alcanzando la notoriedad y el reconocimiento que merece, y que se encuentra en constante evolución.
- Spinetta va a ser visto en el futuro como Piazzolla, o como Borges, como un genio de nuestro país, de nuestro continente, nacido a pocas cuadras de donde uno camina, hablando el mismo idioma que uno habla, escuchando la misma músicaque uno escucha y yendo a los mismos colegios.
Un genio que no sabe leer un pentagrama, pero cuya música se analiza y utiliza por profesores de Armonía y Composición, complejidad que no logra opacar la belleza de canciones que parecen existir desde siempre, hijas de un padre inquieto y de ilimitada creatividad.
Amante de los Beatles, de Bill Evans, Miles Davis y del ya mencionado Astor y lector asiduo de escritores como Nietzsche, Artaud, Carlos Castaneda (solo por referenciar algunos exponentes de peso), transitó diferentes etapas en su prolífica carrera absorviendo, digiriendo y transformando la información que le llegaba de estas fuentes en obras maestras de una inmensa poética y una sonoridad propia.
Jorge Garacotche
Excelentísimo músico, ex - líder de "Canturbe", compositor, docente, e impresionante transcriptor de acordes y riffs...
-Lo primero que escuché de Spinetta fue Almendra, yo tendría unos 14 años y un amigo puso en su tocadiscos Wincofón el álbum doble.
Yo conocía al grupo por el tema "Muchacha, ojos de papel" que sonaba en la radio y hasta era fondo musical de una propaganda televisiva de cortinas.
Pero esa era la primera vez que escuchaba con atención, recostado en un sofá y con un amigo que hacía las veces de presentador esta banda cultora de la llamada "música progresiva".
Yo por aquel entonces ya era un fanático de Los Beatles total y en el orden local me identificaba con Los Gatos.
Sabía reconocer una melodía interesante, un arreglo prolijo, un estilo personal, por eso cuando escuché el tema "Obertura", que abre ese doble de Almendra, grande fue mi sorpresa, la melodía de la guitarra de Edelmiro me cautivó y el rasgueo que andaba por ahí atrás me sonó distinto a todo lo argentino y a la vez en línea con esos rasgueos tan particulares de Lennon o Harrison.
Luego escuché una canción que definitivamente me arrimó a Spinetta y hasta hoy sigo ahí pegado: "Para ir".
También recuerdo el fuertísimo impacto y posterior emoción que me trajo "Leves instrucciones", todo era novedad, lirismo puro, descubrir esa extraña y admirable habilidad para poner las palabras justas y con un sonido acorde al contexto musical, tan típico del flaco.
Por supuesto que me propuse comenzar el curso desde el principio, entonces el primer disco de Almendra comenzó a rodar.
Hasta el día de hoy me sigo preguntando cómo se le ocurrió al tipo un tema de las características de "A estos hombres tristes", esos acordes, esa armonía impresionante, los cambios de ritmo, la influencia jazzera que tanto nos marcó.
También estaba ahí el clásico "Ana no duerme", la dulzura del palo que destila "Plegaria para un niño dormido".
Mi vieja, que en su vida lleva escuchada mucha música, siempre me dijo que el primer disco de Almendra es de lo mejor que se hizo en Argentina, que era posteridad pura, como los hitos de Gardel o Troilo, y puede ser.
Ya era la época de Pescado Rabioso y entonces me compré "Desatormentándonos", y allí me mataba escuchando uno de mis temas favoritos del flaco: "Blues de Cris", y así empezó mi fiel admiración del Spinetta violero, porque creo que los dos solos de ese tema son tremendos, tienen un sentimiento rockero que desborda y una melodía que emociona, además Spinetta pone en juego un poder de síntesis, algo aprendido de la escuela Harrison, que va a ser uno de sus sellos, las notas estiradas que hace tienen la misma expresividad que sus juegos vocales.
Una noche de carnaval fuimos con unos amigos al Club Nolting, de Ciudadela, a ver a Pescado Rabioso.
Recuerdo a Luis Alberto anunciando a un público tan sorprendido como molesto: "ahora vamos a tocar una canción de amor..." y arrancaron con "Me gusta ese tajo".
A David Lebón explicando que la larga pollera que tenía puesta era un regalo de su abuela.
Y los fans que habíamos llegado hasta allí enloquecíamos.
Al finalizar el show le preguntamos a los plomos dónde tocaba Pescado otra vez, nos dijeron que en una hora y pico hacían un show en Huracán de San Justo y hacia allá fuimos.
Un viaje en colectivo de media hora y volvimos a ver a Pescado, dos veces en la misma noche, por ese motivo el regreso a casa fue en estado de éxtasis.
Tiempo después tuve la fortuna de concurrir al recital presentación del maravilloso disco "Artaud", un domingo a la mañana en el teatro Astral. El rock en ese momento no era un buen negocio para los dueños de los cines y teatros y entonces sólo alquilaban sus salas cuando no había función, es decir, los domingos por la mañana.
Me acuerdo que el flaco contó que había tenido un sueño en donde todo era verde, para comprobarlo mostró sus manos y vimos que estaban teñidas de verde.
Luego se quitó los largos guantes verdes y comenzó a rasguear con su acústica la originalísima "Cantata de puentes amarillos".
Días después entré a una librería de Corrientes y muy seguro le dije al librero: "quiero un libro de Antonin Artaud", el tipo me miró y de inmediato preguntó qué libro buscaba del anarco surrealista francés, no supe que responder, entonces él me recomendó "El teatro y su doble".
Toda esa semana no hice otra cosa que tratar de entender algo de toda la vorágine de genialidades que guardaba ese libro.
Después fue el turno de Invisible y aquí pasó algo impresionante: aquel amigo mío que me había hecho escuchar a Almendra en su casa, se los presento "el turco Ismael", por medio de un conocido en común se reunió con Spinetta y le propuso organizar un recital de Invisible en el cine teatro Regio de la avenida Córdoba casi Dorrego, en el barrio de la Chacarita.
La banda aceptó de inmediato y a los pocos días recorríamos la avenida Corrientes repartiendo unos volantes, que había diseñado el propio Luis Alberto, anunciando el recital.
Hubo unos ensayos en la casa de mi amigo, frente a mi casa en el barrio de Villa Crespo, y eso fue el summun, es que verlos tocar ahí, en la pieza del turco, mientras en la cocina la vieja tomaba mate y miraba la novela de la tarde era un flash.
Llegó la noche del recital y fue grandiosa, jamás voy a olvidar todas las emociones que sentí mientras tocaban "Elementales leches", una de las mejores canciones que escuché en mi vida.
Creí enloquecer al verlos ahí tocando "Jugo de lúcuma", me cargué de energía con "Estado de coma", y vi a la mujer de Pomo hamacarse, bailar y delirar mientras sonaba "La azafata del tren fantasma".
El turco Ismael se calzó el disfraz y salió al escenario personificando a "Elmo".
Fue una fiesta para el alma y un claro mensaje para mis intenciones de ser músico, yo quería ser así, tocar así, componer así, emocionar así.
Luego vinieron más recitales de "Invisible" organizados por mi amigo en Banfield, San Isidro y otra vez en el Regio.
Yo colaboraba vendiendo entradas, acomodando a la gente, recibiendo a los invitados, y una noche, luego del concierto, tuve el máximo premio: Luis Alberto, que sabía que yo tocaba guitarra, me pasó los acordes y el riff de "Elementales leches" en su Fender Stratocaster.
Cuando presentaron "Durazno sangrando" en el teatro Coliseo tuve mi pico máximo al conocer otra de las canciones inolvidables que regaló Spinetta: "Dios de adolescencia".
Aquí también tuve que salir a buscar un libro, esta vez de Carl Jung y Richard Wilhelm: "El secreto de la flor solar", pero este ya fue más complicado de conseguir.
Una de las cosas que más le agradezco al rock es esa capacidad para transmitir información especial a través de: autores ineludibles, libros esenciales, películas imperdibles, discos que son como clásicos secretos, es decir, esa idea de despertar, de mostrar, de ayudar a formarse más allá de lo que uno elija para hacer.
No quiero hablar de más pero me parece que en otros ritmos, en otros ambientes esto no existe.
Y Spinetta es un abanderado en la Universidad del rock and roll, mucha literatura, muchos grandes autores, o músicos notables nos llegaron vía Spinetta.
Además está la autoridad de quien lo pronuncia, la calidad de líder de opinión, y para esto el flaco siempre tuvo un megáfono especial.
Tiempo después llegó el disco que creo que parte en dos la historia del rock argentino: "El jardín de los presentes".
Allí Spinetta pone en circulación una línea estética que durante muchos años marcó a fuego todo el ciclo posterior.
El tipo de letra plenamente identificada con la magia de Buenos Aires, con esa melancolía exquisita heredada del tango que no es bajón sino un lugar de referencia, lo que se denominó "Rock urbano", la metáfora que se esconde en "Las golondrinas de Plaza de Mayo", un himno de la época como "Los libros de la buena memoria", con los bandoneones dando un clima de bienvenida a un nuevo ciclo, toda la belleza de la histórica poesía argenta que vuelve a través de "El anillo del Capitán Beto", el colectivero que tantas cosas nos enseñó desde Haedo.
La presencia de un guitarrista increíble como Tommy Gubitsch, imagínense que tipo de violero era que después dejó el grupo para irse a Francia a tocar con Piazzolla.
Invisible dio dos conciertos memorables en el Luna Park y en ambos estuve, en el primero Tommy se presentó en la última parte del concierto y en el segundo ya apareció como miembro estable de la banda.
Para mí fue una muy mala noticia la separación de Invisible, si bien supe que un tipo como Spinetta siempre tiene nuevos ciclos que abrir y de manera brillante, pero Invisible era para mí algo más que una banda genial, la seguí con el mismo fervor que uno sigue a su equipo de fútbol, en mi caso Independiente, y disfruté de sus discos haciéndolos sonar casi todos los días en mi cuarto.
Años después cuando empecé mi carrera como músico profesional tenía una influencia muy fuerte de Spinetta, pero en especial de la etapa "Invisible".
Me encanta el lirismo de Almendra, su novedad, su apertura hacia otra época; soy incondicional de la belleza salvaje y cruda de Pescado Rabioso, pero mi corazoncito está comprometido con "Invisible".
Tengo la suerte de poder tener en línea un sitio en Internet sobre música, enfocada desde la guitarra pero que no sólo es para violeros, y allí metí muchas cosas de Spinetta, de todas sus etapas, pero con las canciones de Invisible se me movieron cosas impresionantes, sacaba los temas, los transcribía, tipiaba las letras con unas tremendas ganas de transmitir el poder que esas canciones tienen.
También le debo a Spinetta el haber conocido a un maestro con mayúsculas como es Carlos Castaneda, y cuando él se refiere al "poder" está poniendo en juego una idea conceptual que Spinetta a sabido tanto captar como transmitir a la perfección.
Sí, tienen razón aquellos "Refutadores de leyendas", como dice Alejandro Dolina, que nos recuerdan a cada momento que la música no puede cambiar el mundo, pero tengo una mala noticia para estos "Refutadores": la música sí está en condiciones de mejorar a las personas.
Y la música de Spinetta siempre fue aliada de los que crecen.
Seguramente ustedes se imaginarán que tengo tela para seguir hablando de mi fanatismo por Spinetta, de sus otros proyectos, bandas y discos, pero por ahora quiero pisar el freno acá, reflexionar sobre todo esto tan fuerte que hemos vivido, sobre aquello con lo que hemos crecido, con los acordes y las armonías que le hemos tomado prestado al flaco para tratar de mostrar que algo hemos aprendido, o que al menos hemos intentado ser buenos alumnos.
Claro que va a haber una continuación para seguir encontrándonos para hablar de Spinetta y su mundo, pero también del nuestro, porque fundamentalmente Spinetta es un tipo que da ganas de crear, de hacer cosas, de crecer, contagia energía para intentar sacar de la guitarra esos sonidos que nos hacen vivir, para encontrar en el papel esas palabras que son caminos. -