Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Entrevistas del jardín de gente a Adrián Iaies
 Vistas desde creación:3530
 Vistas desde último cambio:2734
 Vistas este mes:3433
 Vistas este año:3530
subir a entrevistas del jardín de gente. 

Nota: El presente artículo es largo. Por favor tengan a bien utilizar los botones de desplazamiento que hemos colocado para los artículos extensos. Dichos botones están ubicados al final de las notas, sobre el margen derecho de las mismas.
Reportaje exclusivo al maestro Adrián Iaies.
por Gabriel - Webmaster
( Rogamos NO reproducir sin expresa mención de la fuente original )
Esta es la biografía del maestro, uno de los músicos más importantes (y con mayor proyección internacional) de la Argentina y figura central de nuestro jazz.
Leer con suma atención...

Adrián Iaies; Pianista, compositor y arreglador, nacido en Buenos Aires, Argentina.
La combinación de una prolífica tarea (siete discos en menos de cinco años) y su particular acercamiento al tango y a otras formas de la música popular argentina desde una estética claramente jazzística le ha valido numerosos halagos, dentro y fuera de la Argentina.
Entre otros, ha sido nominado tres veces a los premios GRAMMY latinos por sus discos “Las Tardecitas de Minton´s” (2000),“Tango reflections” (2002) y “Las cosas tienen movimiento” (2003), se hizo acreedor al premio CLARÍN al “mejor músico de jazz del 2002” y los críticos de la revista española CUADERNOS DE JAZZ votaron a “Las tardecitas de Minton´s” y “Tango reflections” entre los discos del año. El primero de los nombrados representó, además, un suceso en ventas para un disco de jazz en La Argentina.
Por otro lado, en abril de 2001, la revista DOWN BEAT le dedicó una página completa, algo que solo había sucedido antes con Astor Piazzolla o el Gato Barbieri, entre los músicos argentinos. Los críticos de esta misma revista lo han votado en la categoría “rising stars” en la encuesta del 2003.
También las revistas francesas JAZZMAN y JAZZ MAGAZINE han sido unánimemente elogiosas con su trabajo.
En abril del 2002 Iaies ofreció tres conciertos de piano en el prestigioso Lincoln Center de Nueva York en un espectáculo titulado “Nights of Blues, Havaneras and Tangos”, compartiendo cartel con Paquito Hechavarría y Arturo O´Farrill. (4, 5 y 6 de abril de 2002) y en julio de ese mismo año presentó su disco “Round midnight & otros tangos” en el prestigioso Auditorio Kuursal, durante el Festival de Jazz de San Sebastián.
A principio del 2002, en ocasión del Festival de Jazz Internacional de Punta del Este compartió la noche con Toots Thielemans y Kenny Werner.
Compartió escenario con: Ron Carter, Stanley Jordan, Yellowjackets, Lee Konitz, Richard Bona y Pedro Aznar, entre otros.
En noviembre del 2001 se presentó en “La Semana de Jazz Latino de Madrid” junto a Bebo Valdez, durante la gira de presentación de “Tango Reflections” (Ensayo, RBA Música), el primero de una serie de tres discos grabados en Barcelona junto a Horacio Fumero, Pablo Mainetti y David Xirgu.
En octubre de 2000 su trío se presentó en el “Festival Internacional de los 7 Lagos” de Bariloche , junto a artistas de la talla de Michael Brecker,
Dave Holland, Nicholas Payton, John Patitucci, Chucho Valdés, Dino Saluzzi, etc. También en octubre de 2000 participó del “Tercer Festival Argentino-Brasileño de Jazz de New York”.
Durante febrero del 2001, el trío se presentó en Aspen, Colorado y, luego, en el Miami Film Festival, compartiendo cartel con Bebo Valdez, Cachao, Jane Bunnett, Freddie Cole, entre otros.
Iaies es una habitual figura invitada y destacada en los festivales de Tango de Buenos Aires.
Ha estudiado con algunos de los más importantes músicos de la Argentina, entre los cuales merece destacarse su estrecha relación con Manolo Juárez, su maestro de composición y orquestación durante varios años.
Desde el 85´ se dedica a la enseñanza de música, tanto en forma particular como dirigiendo talleres de perfeccionamiento docente o dando clínicas y workshops.
Iaies acaba de armar, junto al contrabajista Horacio fumero y el bandoneonista Pablo Mainetti, el TANGO REFLECTIONS TRIO.
El grupo se apresta a presentar su primer disco y DVD en vivo en mayo próximo.
Por otro lado, y sumado a sus múltiples actividades, Iaies es el creador y director artístico de SJAZZ. Un sello discográfico dependiente de EMI ODEON dedicado a la edición de discos de músicos de jazz argentinos residentes en el pais o en el extranjero sjazz.com.ar
Tu formación musical y tu técnica es increíble.
¿Podrías comentarnos como nace tu amor por la música o a partir de que edad comenzó tu formación?

- No creo que mi técnica sea increíble.
Al menos, no en el sentido convencional que se suele dar al concepto técnica increíble.
En todo caso, prefiero decir que soy alguien que tiene más ideas que dedos.
Mi madre fue pianista, así que en casa hubo piano desde siempre, y alumnos tocando todo el día y discos porque mi viejo era un aficionado a bailar tango y también escuchaba orquestas de jazz tradicionales, como Glenn Miller, etc.
Por lo tanto, cuando me quise dar cuenta, ya era un músico en formación.
Empecé a leer música a los 5 o 6 años y a los 10, más o menos, me compraron un piano para mí solo, en mi cuarto, porque no soportaba compartirlo con los alumnos de mi vieja.
¿Cómo ves el panorama actual del jazz argentino?
- Bueno, me parece que es un movimiento muy saludable.
O sea, está en desarrollo.
Cada vez hay mejores músicos, mejores conciertos, hay mucha producción discográfica.
Con proyectos originales, música propia.
Hay muchos matices, o sea; tipos tocando distintos estilos y de un modo personal.
Y el público se da cuenta de eso y acompaña el esfuerzo.
Y hay cierta interacción entre generaciones, músicos que pueden ser considerados maestros, como Pepi Taveira, Juan Cruz Urquiza, Hernán Merlo, el legendario Walter Malosetti, están tocando con músicos mucho más jóvenes.
Es una forma de hacer escuela, de sembrar el camino.
Eso asegura que no solo estemos mejor que hace 5 años, por ejemplo, sino que dentro de 5 años estaremos mejor que hoy ¿se entiende?
¿Cómo llegás al tango? ¿Necesitaste otras vías de expresión o el tango te ha acompañado desde siempre?
- Llego al tango de grande, como suele suceder.
Pero más que pensar en una vía de expresión prefiero pensar en una plataforma.
Yo no soy un tanguero, no tengo esa formación ni ese background.
Ni siquiera tengo esa aspiración.
Yo soy un músico de jazz y el repertorio de tango (como otros repertorios) me ha servido como plataforma, como punto de partida para mostrar mi propia identidad como músico...
Me enamoré del repertorio tanguero, de las composiciones, los arreglos, etc.
Pero no estoy demasiado interesado en toda la estética que rodea el tango.
Ciertos códigos de los que no participo.
¿Te interesan otras corrientes musicales? ¿El rock por ejemplo?
- Si, claro. escucho mucha música, y de un amplio abanico.
Soy de la generación que creció escuchando a Sui Generis, por ejemplo...
Y luego a Aquelarre, a Spinetta, etc.
Esa música me influyó en mi adolescencia, que es un momento en el que uno es una verdadera esponja.
Hace poco me llamaron para un solopiano en el Centro Cultural Rojas para que toque música de Charly García, mis versiones..
Y cuando me puse a trabajar, me dí cuenta que aún cuando había discos que no escuchaba hace 25 años, como Confesiones de invierno, me senté al piano y podía tocar casi todos los temas de una.
O sea, uno incorpora cierta música, a cierta edad, de un modo tan natural que pasa a formar parte de tu piel.
Aún hoy, siempre llevo en el auto algún disco de Spinetta, o de García, o de Divididos.
Por si me agarra el antojo...
Al iniciarte ¿Quién te marcó más en tu instrumento?
- Bueno, los primeros que te marcan son tus maestros.
Manolo Juarez fue una gran influencia para mí.
El decía que no era pianista pero tocaba como la gran puta.
Pero al principio, García era una referencia muy potente para todos los pibes que tocábamos el piano.
Yo además escuchaba a tipos como John Lord, de Deep Purple, a Tony Banks, de Genesis.
Obviamente escuchaba Emerson, Lake & Palmer
Descucbrí el jazz y a Bill Evans en la casa de Manolo Juarez, mi maestro.
Y es un amor que ha permanecido vivo hasta hoy.
Soy un adicto a los discos y aprendí lo poco que sé de jazz escuchando discos, así que me jacto de conocer a casi todos los tipos que tocan bien de acá o de cualquier lugar del mundo.
Obviamente, disfruto a maestros como Keith Jarrett, a Herbie Hancock, a Paul Bley, a Kenny Barron, etc. de los un poco más jóvenes me parece que Brad Mehldau es inigualable...
¿ Qué otros estilos musicales te sensiblizan o conmueven?
- Bueno, te decía, escucho de todo.
Mucha música clásica, especialmente algunos autores como Schummann, Brahms, los impresionistas, Bartok.
Por supuesto, Bach, Stravinsky.
Escucho algo de rock, poco de lo actual que no me interesa demasiado. sigo escuchando mis discos de Steely Dan, una banda de la cual soy fan.
Escucho algo de tango. pero casi todo el tiempo escucho jazz, y especialmente formatos pequeños.
Solopianos, duos, tríos.
No disfruto demasiado las formaciones grandes.
El movimiento jazz rock ( Return to forever - Mahavishnu - Weather Report ) prendió y mucho en quieenes tenemos cerca de 40 hoy día..
¿Cual es a tu juicio el legado de dicho movimiento y por qué considerás que perdió vigencia ?

- Bueno, en su momento fue algo muy valioso.
Yo tenía unos 13 o 14 años cuando apareció todo eso y me acuerdo que escuchabas esos discos y sabías que sí o sí tenías que ponerte a estudiar.
Era un gran estímulo, una música dificil de tocar.
Por otro lado, era el auge de los instrumentos eléctricos y electrónicos y a los que tocábamos el piano no podía dejar de fascinarnos la idea de probarcon esos sonidos.
Perdió vigencia esa estética, porque era música con fecha de vencimiento.
O sea, muy atada a fórmulas, a cliches, muchos vicios y yeites.
Y había cierta obsesión de los músicos de jazz de captar público rockero porque veian que sus ventas bajaban aceleradamente.
Es intersante lo que Miles Davis cuenta en su autobiografía, cuando habla del momento en que empieza a tocar eléctrico; la época de Bitches brew, por ejemplo.
Pero muchos de los gestores de esa música no han perdido vigencia y, por el contrario, han seguido adelante haciendo buena, buenísima música;: pienso en Shorter, en Zawinul, en Corea, en Hancock.
Miles Davis mismo tuvo una época eléctrica muy interesante...
¿Es un elemento habitual la programación, el Midi y los sequencers para vos ? ¿Cómo te llevás con eso ?
- No me llevo, directamente. En mi casa tengo un estudio de casi 50 metros cuadrados en el cual no encontrarás un cable de Midi.
Solo hay un piano de cola, una batería, un equipo para un contrabajo, libros y discos.
No tengo ningún feeling con esos aparatos.
Y casi te diría no escucho música hecha con esas cosas.
Uso la computadora para pasar en limpio las partituras una vez que todo el arreglo está armado.
Un programa de scoring que se llama Encore y estoy intentando aprender a usar otros más complejos, como el Finale, pero soy un poco vago para eso.
Hay cierto cierre en algunas escuelas musicales, cierta desvalorización por los músicos no académicos o que están en otras corrientes.
¿Recordás tu primer contacto con la música de Spinetta ?
- No exactamente. pero supongo que fue el primer disco de Almendra.
En vivo, la primera vez que lo ví creo que fue con la Banda Spinetta.(1977)
En el teatro Coliseo.
Tocaba Giaccobbe el piano Rhodes, Lopecito la batería, Machi el bajo y creo que Baraj tocaba caños.
La época de a 18´ minutos del sol y esos discos.
Spinetta es un artista multifacético y ha abordado diversos estilos.
¿Alguno de ellos te identifica más?

Tengo un par de discos preferidos. Kamikaze es un disco de cabecera para mí.
Uno de los discos más hermosos que se hayan grabado... pura poesía.
Me gusta cualquiera de los de Invisible, especialmente Durazno sangrando
Y Spinetta Jade también me gustaba.
Luego le perdí un poco el rastro.
¿Has tenido contacto con él ?
Nunca.
¿ Te gustan los tecladistas más climáticos o de mucho delay estilo colchones com por ej Lye Mays o Mono Fontana?
Te decía, no escucho tecladístas.
Mays me parece un gran pianista y es un elemento indispensable para analizar la música de Pat Metheny de los primeros discos.
El Mono Fontana es un capo.
Es de los muy pocos tecladistas, de acá o de cualquier otro lado, al que le haya escuchado sonar personal con esos aparatitos.
Es como que tiene una sensibilidad especial para los instrumentos electrónicos.
Lo admiro, a él y a Hugo Fattoruso.
En ese plán, me parece que son artistas a la altura de un Zawinul, o Mays, por ejemplo.
Yo alguna vez lo escuché al Mono Fontana hacer unas deformidades increibles tocando solo con un D50 de Roland, hace mil años.
Un homenaje a Stevie Wonder.
El tipo programó un sonido de armónica que si cerrabas los ojos te parecía que estaba Stevie en él escenario.
¿Te encargas de todos los arreglos o los librás a tus músicos? ¿Es por consenso?
- Bueno, en el jazz las cosas no funcionan así.
Usualmente llevo el tema con los arreglos básicos, y siempre tengo la ilusión que los músicos le agreguen o le cambien cosas.
La sensación de sorprenderte escuchando sonar distinto algo que vos mismo compusiste es fuerte.
Se supone que si yo lo llamo a Horacio Fumero para que toque el contrabajo conmigo, luego, no voy a escribirle todo lo que tiene que tocar; me interesa lo que a él se le ocurra hacer.
Que siempre será más interesante y apropiado que lo que yo le escriba.
Y si la música que escribíste es sólida y tiene sustento, contenido, tiene que poder soportar arreglos y versiones diferentes.
De lo contrario, se convierte en algo muy frágil...
Y no tengo demasiados problemas de ego con eso.¿Se entiende?
¿Cuales son tus planes inmediatos?
- Estoy preparando un nuevo disco.
Incluirá un homenaje a John Lewis uno de los más grandes músicos de jazz, pianista del Modern Jazz Quartet, un gran compositor.
Por otro lado, voy a dar un concierto en la biblioteca nacional, el 24 de abril en un ciclo de pianistas.
Hay conciertos prevístos en el interior del pais: San Martín de los Andes en Agosto, Córdoba en Septiembre y para Noviembre hay una posible gira por España y Francia.
Y para abril del 2007 estoy invitado para un concierto en el Performing Art Center de Miami, que supoinemos será el inicio de una gira por algunas ciudades de USA.
Acabo de hacer la música para una película de Nardini y Bernard (los mismo de 76 89 03) y me acaba de llamar Sergio Renán para ver si le pongo música a su próxima peli, que es sobre un cuento de Juan Jose Saer.
Por otro aldo, sigo haciendo la dirección artística de sjazz.com.ar donde estamos editando discos de músicos de jazz locales.
En fin, movidito.
Por último ¿cómodo con la entrevista?
Todo ok. Que estés bien.
Adrián.