Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Raúl Alfonsín
 Vistas desde creación:3443
 Vistas desde último cambio:3120
 Vistas este mes:3413
 Vistas este año:3443
subir a paralelos, artículos y contextos históricos. 
Nació el 12 de marzo de 1927 en Chascomús, Provincia de Buenos Aires.
Abogado de profesión, militó desde muy joven en la Unión Cívica Radical.
Su meteórica carrera hacia la presidencia comenzó en la Convención Nacional de su partido en 1982, una vez finalizada la Guerra de las Malvinas, al oponerse violentamente al oficialismo partidario representado por Fernando de la Rúa, a quien derrotaría más tarde en las elecciones internas para presidente.
Denunció vivazmente el pacto militar-sindical que vincularía a la Junta Militar y a la CGT.
Habiendo vencido en la urnas al peronista Italo Luder, asumió la presidencia de la nación el 10 de diciembre de 1983.
El gobierno de Alfonsín es reconocido por su contribución institucional, debido a que durante su gobierno se reestableció
la plena vigencia de las instituciones repúblicanas y de los derechos y garantías constitucionales.
Por otra parte, los máximos responsables de las violaciones a los derechos humanos durante el régimen militar fueron juzgados y condenados por la justicia.
Cediendo a presiones de sectores militares y a contradicciones internas de su partido, el gobierno de Alfonsín impidió el juzgamiento de otros responsables de graves violaciones a los derechos humanos promulgando las leyes de "Punto Final" (un mecanismo de prescripción anticipada) y "Obediencia Debida" (que exculpaba a responsables de las atrocidades cometidas basándose en la teoría de que habían actuado bajo órdenes de los respectivos comandantes en jefe de las fuerzas armadas).
Estas leyes fueron consideradas nulas por el Congreso nacional en 2003, y finalmente declaradas inconstitucionales por la Corte Suprema de Justicia el 14 de junio de 2005.
Así mismo, durante el gobierno de Alfonsín, en 1985, se firmó el Tratado de Paz y Amistad con Chile, que puso fin a una disputa de límites con aquel país, con el cual Argentina estuvo a punto de ir a una guerra en 1978.
Sin embargo, debido a los graves problemas económicos que afectaban al país, incluyendo una tasa inflacionaria anual de 343% para 1988 y superior al 3000 por ciento para 1989, Alfonsín renunció a la presidencia cinco meses antes de que su mandato finalizase, en 1989.
Le sucedió Carlos Saúl Menem como presidente, quien ya había sido electo al momento de la renuncia de Alfonsín.
Un dato curioso y paradójico sobre la vida de Alfonsín es que cursó sus estudios secundarios en el Liceo Militar General San Martín, siendo compañero de banco de Leopoldo Fortunato Galtieri.
Décadas después, ambos serían gobernantes de la Argentina: Galtieri, como dictador militar, y Alfonsín como presidente democráticamente electo.