Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Arte
 Vistas desde creación:3493
 Vistas desde último cambio:3124
 Vistas este mes:3453
 Vistas este año:3493
subir a paralelos, artículos y contextos históricos. 
Arte
El término arte procede del término latino ars.
En la Antigüedad se consideró el arte como la pericia y habilidad en la producción de algo.
Es solo a partir de finales del siglo XV, durante el renacimiento Italiano, cuando por primera vez se hace la distinción entre el artesano y el artista (artesanía y bellas artes) y, equivalentemente, entre artesano (productor de obras múltiples), y artista (productor de obras únicas).
Es también en este período cuando se crea un lenguaje articulado para referirse al exterior y no a la representación formal, quedando clasificadas las artes liberales (las actuales bellas artes) en tres oficios: escultores, pintores y arquitectos.
A finales del siglo XVIII, y sobre todo, a mediados del XIX (primera industrialización), es cuando aparece una verdadera oposición entre el producto artístico (trabajo global con carácter exclusivo) y el industrial (trabajo parcelado y producido en serie).
En este período se dio un notable incremento de las colecciones privadas, se crearon las primeras academias de arte (sin acceso para las mujeres hasta principios del s. XX,[1]), surgió la idea de patrimonio, con la aparición de los primeros museos, y de los 'especialistas' como críticos, galeristas y coleccionistas.
Es a partir de 1920 cuando por primera vez se hace distinción entre las "bellas artes" y las "artes nobles".
Teorías sobre la función del arte

El arte como enseñanza moral:
La concepción moralista se basa en el que el arte ha de estar al servicio de la moralidad, y se llega a considerar incluso de que debe ser rechazado todo arte que no prometa valores morales que se consideren aceptables.
El moralismo en el arte se remonta a Platón (siglo IV adC), para el que las tres ideas
fundamentales a las que debe aspirar el ser humano son las de Belleza, Bondad y Justicia, habiendo entre ellas una íntima relación.
Aristóteles de Estagira desarrolló este concepto, defendiendo que el arte debía presentar al hombre y al mundo "como podría ser y debería ser".
Esta forma de pensamiento fue apoyada filosóficamente en el siglo XX por el objetivismo.
En la actualidad sigue viva la polémica sobre los efectos morales del arte y sobre la legitimidad o no de censurar el arte basándose en criterios morales y no estéticos.
El arte por el arte:
El arte tiene su sentido y finalidad en sí mismo.
Según esta teoría, el artista es alguien dotado de unas extraordinarias cualidades creativas y su principal obligación es perfeccionar su obra.
Esta teoría fue defendida por algunos románticos alemanes de siglo XIX.
El arte como fuerza social:
Es opuesta a la anterior.
El artista tiene una gran responsabilidad social y ha de estar "comprometido" con su tiempo.
Esta teoría fue defendida por los socialistas franceses del siglo XIX y pronto se extendió a otros países.
En la URSS y en todo el bloque socialista creó la escuela oficial de arte de estos países, llamada realismo socialista.
El arte como medio de comunicación:
La obra de arte es el medio del que se vale el artista para transmitir sentimientos y emociones al espectador, y tiene como fundamento la capacidad que poseen las personas para experimentar como propios los sentimientos ajenos.
Así, por ejemplo, nos compadecemos del dolor de alguien que ha sufrido una desgracia, y una obra de arte puede rememorarnos dicho duelo.
Charles Batteaux (1474) fue el inventor del término "bellas artes", que aplicó originalmente a la danza, la escultura, la música, la pintura y la poesía, añadiendo posteriormente la arquitectura y la elocuencia.
Posteriormente, la lista sufriría cambios según los distintos autores que añadirían o quitarían artes a esta lista.
Ricciotto Canudo, el primer teórico del cine, fue el primero en calificar al cine como el séptimo arte en 1911.
Actualmente se suele considerar la siguiente lista: Las seis primeras son arquitectura, danza, escultura, música, pintura y poesía (literatura).
El séptimo es la cinematografía.
La octava es la fotografía, aunque se alega que es una extensión de la pintura.
La novena es la historieta, aunque se alega que es un puente entre la pintura y el cine.
Algunos consideran otras artes en la lista, como la televisión, la publicidad o los videojuegos.