Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Artista
 Vistas desde creación:2028
 Vistas desde último cambio:1739
 Vistas este mes:1995
 Vistas este año:2028
subir a paralelos, artículos y contextos históricos. 

Artista es la persona que realiza obras de arte.
Sin embargo, como el arte ha ido cambiando a lo largo del tiempo, la figura del artista y su función social también ha evolucionado con la historia.
Fueron artistas, sin saberlo, los hombres y mujeres que pintaron las cuevas de Altamira.
También lo fueron los escultores y arquitectos griegos, los artesanos medievales, los grabadores del Renacimiento, los pintores del Barroco, los poetas románticos o los vanguardistas del siglo XX.
En todos ellos se da una disposición especial para captar aspectos de la realidad que pueden pasar desapercibidos a las demás personas, así como una capacidad superior para idear formas y materializarlas en un objeto físico, sea éste una pintura, una melodía o un edificio
La actividad artística

A través de su actividad, los artistas pueden
representar el mundo tal como es o expresarlo tal como lo ven.
También pueden exteriorizar su mundo interior y comunicarlo a través de técnicas muy diversas.
El producto de su actividad es un objeto que sin su intervención no habría existido, y cuyas cualidades estéticas (armonía, intensidad, colorido, musicalidad, etc.) son apreciables y despiertan admiración.
Talento y genialidad artística
Suele distinguirse entre la aptitud artística, el talento y la genialidad.
La aptitud artística es una disposición o capacidad, natural o adquirida, para producir un tipo especial de objetos considerados artísticos.
Como todas las aptitudes, la aptitud artística se educa y desarrolla a través de una aplicación constante.
Cuando se trata de talento, hablamos de una aptitud poco frecuente, que distingue y singulariza a quien la tiene.
Normalmente el talento se atribuye a los artistas con cierto reconocimiento social que han conseguido un estilo o manera propia de hacer las cosas.
La genialidad se refiere a una aptitud de carácter superior: aquella de la que está dotada una persona con una gran capacidad de invención, de organización, de creación.
El artista genial no sólo crea mucho y lo que crea es singular y lleva su sello personal, sino que, además, influye sobre la sociedad y la cultura a la que pertenece, al menos a largo plazo.
En parte, la genialidad depende del reconocimiento social, y éste va ligado a los cambios de gusto de las diversas épocas.
De ahí que algunos artistas considerados geniales en un momento histórico, después hayan pasado a un segundo plano.
Esta situación también se da al contrario: muchos artistas no han logrado ver reconocida su genialidad hasta después de su muerte.
El proceso de creación artística
En el proceso de creación de una obra de arte se pueden diferenciar tres momentos sucesivos: la incubación, la inspiración artística y la fabricación de la obra propiamente dicha.
El primero se vincula al trabajo preparatorio que realiza el artista.
En esta fase se da una acumulación de datos de origen diverso, su combinación, comparación, concepción y evaluación de posibilidades.
De aquí nace la inspiración, la iluminación o intuición de una idea, en un momento que muchos artistas han descrito como mágico e inesperado.
La fase de fabricación permite dar cuerpo a la obra, a través de la aplicación de diversas técnicas y materiales.
Algunos artistas consideran que la fase de fabricación también les resulta útil para obtener las ideas de futuras realizaciones.
Cualquiera de estas fases se da en un contexto social y cultural que condiciona la ejecución de las obras artísticas: desde una mayor o menor libertad creativa a ciertas imposiciones del gusto mayoritario o de las exigencias del mercado.