Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



El bandoneón
 Vistas desde creación:6906
 Vistas desde último cambio:6324
 Vistas este mes:6854
 Vistas este año:6906
subir a armonía y música. 
El bandoneón es una variedad de acordeón de forma rectangular y sección cuadrada y timbre particular.
Es muy popular en la Argentina por su vinculación con el tango.
El nombre proviene del alemán bandonion y, éste es un acrónimo de Heinrich Band (1821-1860) a quien se le adjudica su invención.
El músico ejecutante de bandoneón recibe el apelativo de bandoneonista Además de la notable diferencia tímbrica entre el bandoneón y el acordeón y otros instrumentos de lengüetas sueltas (free-reed), el bandoneón utiliza botones en lugar de teclas; por lo que se habla de botoneras en lugar de teclados.
Los botones son hechos de galatita.
El bandoneón utilizado en
Argentina y Uruguay se conoce como Rheinische Tonlage 38/33, cifras que significan que consta de 38 botones para el registro agudo (discante) y 33 para el grave (bajo): un total de 71 botones.
Existe una cantidad asombrosa de variantes y modelos de bandoneón y cada uno tiene su historia.
Cuando se estira el fuelle cada botón oprimido genera un tono y cuando se estira el fuelle el mismo botón emite otro tono.
Se dice del bandoneón que posee botonera cuádruple, ya que el sonido al abrir y cerrar el fuelle es diferente, y por lo tanto, es necesario aprender la ubicación de 71 botones abriendo el fuelle y 71 cerrándolo.
Para cada botón existe un sistema de lengüetas, similar al de las armónicas (voces de acero remachadas a un peine de cinc o de aluminio).
El 142 en la cantidad de tonos no se refiere a la cantidad de botones, sino al número de lengüetas que vibran (acorde a la afinación), X cantidad de veces por segundo para producir el sonido.
De fábrica la afinación del bandoneón fue A4=435Hz, este (la) es el que se encuentra cinco teclas blancas a la derecha del do central del piano.
En 1859 el gobierno de Francia dictó una ley para establecer un patrón de diapasón de uso obligatorio en los establecimientos musicales autorizados por el Estado.
Fue el primer intento de estandarizar las afinaciones y evitar el caos de afinaciones de lugar en lugar; sobre todo por el problema que representaba alterar la afinación en instrumentos como pianos, órganos, etc.
El diapasón estándar era A4=435 Hz (o sea que el la4 era 435 Hz.
La ley se volvió un estándar de afinación bastante popular aun fuera de Francia (por ejemplo en Alemania)
Cuando aparecieron los primeros bandoneones marca ELA en 1864, la ley de afinación francesa ya tenía cinco años en vigencia, por lo que los bandoneones se afinaron así y se especificaron las siglas NA (Normales Abstimmen) para especificar que la altura de la4 era 435 Hz.
Los modelos de bandoneón que llegaron a la Argentina (de las dos fábricas más conocidas: ELA y Doble A) de 142 voces y aún los de 152 voces, tenían dos notas bajas en el teclado izquierdo: G (sol) en la parte superior y A (la) en la parte inferior, pertenecientes a la octava que se encuentra por debajo del C (do) más grave del bandoneón.
Estas dos notas no tenían aplicación práctica ya que estaban una octava más bajas que todo el resto del teclado.
En el año 1955 las normas ISO propusieron que en todo el mundo el la4 no tuviera 435 Hz sino 440 Hz.
La razón era que en experimentos con ondas en condiciones de laboratorio, los 440 Hz eran más sencillos de reproducir que los 435 Hz.
En Argentina algunos músicos prefirieron aprovechar el cambio completo de afinación para cambiar esas dos dos notas a fa y mi de la octava del do grave, respectivamente, quedando fa arriba del teclado y mi sobre el final hacia el lado del frente.
De esta manera el teclado quedaba completo para estudiar abriendo.
Algunos bandoneonistas cambiaron también el si cerrando el fuelle de la última octava alta del teclado grave por la cerrando, para que el teclado quedara más coherente.
Pero de dicha manera se perdía el si, ya que en el teclado bajo esa nota no existe «abriendo».
Por eso en algunos instrumentos quedaron cambiadas dos notas y en otros tres.
La afinación propuesta por ISO en 1955 (la4= 440 Hz) recién fue ley en 1975 y se conoce como ley ISO16.
Las fechas explican por qué hay tantos instrumentos ajenos a este cambio: los bandoneones que nunca fueron reafinados no solamente están por debajo de A4=440Hz, sino que además tienen las tres notas del teclado del bajo: sol y la graves abriendo y si alto cerrando.
La sigla NA (Normales Abstimmen) indica que la afinación del la4 es de 435 Hz, mientras que la sigla OS (Orchester Stimmung, o "afinación orquestal") indican que la afinación del la4 es de 438 Hz y 440 Hz.
Hoy en día se pueden encontrar bandoneones subidos inclusive a 445 Hz, pero la afinación debe estar siempre en relación con la de aquellos instrumentos de afinación fija que toquen junto con él, como el piano.

Historia del bandoneón
Entre las más reconocidas fábricas de bandoneón, se encuentran las fábricas de la dinastía Arnold.
En 1864 Ernst Louis Arnold de Carlsfeld adquiere la fábrica de C. Zimmermann y comienza la producción de bandoneones ELA (Ernst Louis Arnold)
Cuando éste se retiró en 1880, uno de sus hijos varones (Ernst Hermann Arnold) se hizo cargo de la empresa.
Ernst Louis Arnold murió en 1910.
Al año siguiente Paul y Alfred (otros dos hermanos de Ernst Hermann) abren su propia fábrica en el mismo pueblo de Carlsfeld.
La nueva fábrica comienza a producir los emblemáticos AA (llamados «doble A»), A, Premier y Alfa.
Paralelamente Ernst Hermann Arnold sigue fabricando la antigua línea ELA.
Al morir dejó a cargo a su hijo Otto Arnold.
La fábrica ELA cerró en 1959.
Alfred Arnold muere en 1933 y Paul Arnold en 1952.
De los descendientes de la dinastía Arnold siguen Arno Arnold (hijo de Paul) y Horst Arnold (hijo de Alfred), quienes toman posesión de la fábrica AA.
En 1949 deciden cerrar la fábrica para comenzar a fabricar bombas para la industria automotriz.
En 1950 Arno Arnold abre su propia fábrica en Alemania Occidental y produce la línea de bandoneones Arno Arnold.
Actualmente el bandoneón se sigue fabricando tanto en Alemania como en el resto del mundo de manera industrial y artesanal.
Entre los nuevos fabricantes de bandoneones alrededor del mundo, se cuentan: Harry Geuns, Klaus Gutjahr, Hartenhauer y La Bandonion & Klingenthal, entre otros.
En Argentina se considera al bandoneón como un instrumento inseparable de las orquestas de tango.
Llegó al país hacia 1900, importado desde Alemania por los inmigrantes.
No cabe duda que el bandoneón encontró un lugar insustituible en el tango.
En lunfardo (la jerga usada por los tangueros argentinos), el bandoneón es conocido como fueye, remplazando la "y" en lugar de la "ll" y pronunciándola como una sh porteña.