Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Bosnia
 Vistas desde creación:3121
 Vistas desde último cambio:2742
 Vistas este mes:3079
 Vistas este año:3121
subir a paralelos, artículos y contextos históricos. 
Bosnia-Herzegovina es un país montañoso ubicado en la Península de los Balcanes, en el sudeste de Europa, bordeando el Mar Adriático y Croacia.
Su capital es Sarajevo.
Fue anteriormente una de las seis unidades federales constituyentes de Yugoslavia.
Obtuvo su independencia durante los años 90 en la Guerra de los Balcanes y, debido a los acuerdos de Dayton, actualmente es un protectorado de la comunidad internacional administrado por un alto representante elegido por el Parlamento Europeo.
Se encuentra descentralizada y dividida administrativamente en dos entidades, la Federación de Bosnia-Herzegovina y
la República Srpska.
Bosnia y Herzegovina son dos regiones histórico-geográficas sin status político en la actualidad (2004).
Bosnia-Herzegovina fue, en tiempos del Imperio Romano, parte de la provincia Iliria.
La primera vez que se utilizó el nombre Bosnia fue en 950, en un libro llamado De administrando imperio del emperador bizantino Constantino VII en el que se que consigna a Bosnia como parte del territorio de una incipiente Croacia (el actual territorio de Bosnia era conocido como Croacia Roja)
En el siglo XII se forma un reino de Bosnia, que, a pesar de estar muy cercanamente ligado al reino de Croacia, permanece independente hasta 1463.
Con la llegada de los Otomanos, termina la edad media en Bosnia.
La mayoría de los habitantes aceptan el Islam como nueva religión, que hasta hoy sigue siendo un factor social muy importante en Bosnia-Herzegovina.
La mayor parte del patrimonio cultural de Bosnia, como el Puente de Mostar, provienen de ese periodo.
Entre 1878 y 1918 Bosnia-Herzegovina es parte del Imperio Austrohúngaro, y la Primera Guerra Mundial empezó con el asesinato del archiduque Francisco Fernando en Sarajevo.
Hasta 1992, Bosnia-Herzegovina fue parte de Yugoslavia, proclamando su independencia en un referendum el 1 de marzo de 1992.
Los bosníacos (musulmanes de Bosnia) y los Croatas de Bosnia apoyaron la independencia; los serbobosnios se opusieron, empezando así la guerra en Bosnia (ver: Guerra de los Balcanes)
La guerra terminó con los acuerdos de Dayton el 21 de novembre, 1995.
El precio de la guerra fue enorme: 200,000 muertos y más de 2,5 millones de refugiados.
Ahora, 10 años después de los acuerdos de Dayton, Bosnia-Herzegovina es un país inestable, un rompecabezas territorial con diversos cuerpos de policía, poderes judiciales separados, y asambleas distintas donde los partidos nacionalistas de cada una de las comunidades étnicas siguen conservando el poder, obstaculizando su acceso a U.E.