Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Cromagnón
 Vistas desde creación:1948
 Vistas desde último cambio:1711
 Vistas este mes:1927
 Vistas este año:1948
subir a paralelos, artículos y contextos históricos. 
República Cromagnón - también conocida como República Cromañón o simplemente como Cromañón - es una discoteca ubicada en el barrio de Once en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, trágicamente conocida a raíz de un incendio que comenzó la noche del 30 de diciembre de 2004, durante un recital de la banda de rock Callejeros.
El incendio comenzó después de que uno de los asistentes al espectaculo encendiera una bengala (un 30 tiros, más especificamente) que impactó en la media sombra, una especie de lona de plástico altamente inflamable que se coloca mitad de altura de un predio cerrado para reducir a la mitad el tamaño real del lugar logrando asi un menor consumo en la refrigeración.
Este se encendió y los pedazos de plástico derretido comenzaron a caer
sobre el público.
El local se encontraba habilitado para dichos espectáculos con una capacidad de hasta 1.300 personas; sin embargo el recuento del público era bastante mayor a dicha cifra.
Se estiman más de 2.000 personas aunque hay versiones en las que estipulan más de 6.000.
Para agravar la situación, la mayoría de las salidas de emergencia estaban clausuradas con alambres y candados para evitar que la gente entrara sin pagar.
Esto provocó que todo el público se amontonase para salir por los accesos habilitados o intentara escapar del siniestro por las puertas detrás del escenario, lo que resultaría casi imposible cuando se cortó la luz del lugar poco después de iniciado el fuego.
Por esta causa varias personas murieron aplastadas.
Quienes lograron salir del lugar improvisaron medidas de primeros auxilios hasta que llegaron refuerzos policiales, médicos y la división local de bomberos.
Pese a sus esfuerzos, en el incendio y en los días subsiguientes murieron 194 personas y 714 resultaron heridas; inclusive madres, padres y una hermana de miembros de la banda y la esposa del manager.
También fallecieron numerosos niños y bebés ya que en el local operaba una improvisada guardería en el baño de damas.
La mayoría de los decesos fue por inhalación de monóxido de carbono y humo y no por aplastamiento o incineración como en la mayoría de estos accidentes.
Algunos ocurrieron en los hospitales públicos y/o privados a los que fueron transladados en primera instancia las víctimas.
Más de 6 instituciones (tanto gubernamentales como no) estuvieron trabajando hasta pasada la media noche que marcaba el final del año ayudando a amigos y familiares de las víctimas que aún no podían encontrar a sus seres queridos.
Más allá de la cantidad de nosocomios en los que se podían encontrar, el estado de incineración, el tiempo que ya había transcurrido y las cifras manejadas dificultaban el reconocimiento de todas víctimas (fatales o no)
Se libró un pedido de captura nacional e internacional para el gerenciador del local: Omar Chabán.
Es también dueño de Cemento, otro local donde se realizan recitales de rock y estuvo prófugo hasta la tarde del 31 de diciembre.
Esta persona se negó a declarar ante el juez de la causa.
La justicia busca responsabilidades.
Juicio político La Legislatura debía decidir si le iniciaba jucio político al Jefe de Gobierno.
El mecanismo de enjuiciamiento es el siguiente: cada dos años la Legislatura se divide por sorteo en una Sala Acusadora, cuya función es la de determinar si se realiza el juicio político, y una Sala de Juzgamiento, que es la encargada de determinar si corresponde la destitución del funcionario.
La Sala Acusadora está compuesta por el 75% de los legisladores y la Sala de Juzgamiento por el 25% restante, siempre respetanto la proporcionalidad de los partidos.
La sala acusadora debe nombrar en la primera sesión del año una comisión investigadora que analiza los hechos, garantizando la defensa del acusado.
Si en la sala acusadora se obtienen los votos favorables de los dos tercios de sus miembros, se da curso a la acusación y se suspende al funcionario en sus funciones sin goce de haberes.
Luego el debate pasa a la sala de juzgamiento, que si consigue el voto favorable de los dos tercios de sus miembros destituye al funcionario y puede inhabilitarlo para desempeñar cargos públicos por 10 años.
Posibles causas de la tragedia Aunque la Justicia no se ha expedido sobre el caso, medios periodísticos coinciden en que se violaron al menos 9 normas la noche de la tragedia: La certificación de bomberos de República Cromagnón estaba vencida.
La Superintendencia de Bomberos es la encargada de expedir la habilitación del sistema contra incendios del boliche, algo que se había hecho por última vez en noviembre de 2003 y por un período de un año.
Por lo tanto, dicha habilitación había caducado, y el local debió haber estado clausurado.
No había detector de metales en la puerta de la discoteca, algo exigido por ley.
A pesar de que hubo cacheos en la entrada del recital, testigos del hecho afirmaron que el detector de metales no estaba instalado.
No se informó a las autoridades que el recital se iba a llevar a cabo.
Esto es algo que debe hacerse por ley, entre ocho y quince días hábiles antes del espectáculo.
Para pedir este permiso, deben mostrarse los planos del lugar; debe destacarse que los planos de la habilitación no coincidían con la disposición del lugar la noche de la tragedia.
No se requirió una dotación de bomberos.
No se contrató servicio adicional de policías.