Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Década Infame
 Vistas desde creación:3243
 Vistas desde último cambio:2934
 Vistas este mes:3227
 Vistas este año:3243
subir a paralelos, artículos y contextos históricos. 
La Década Infame en la Argentina, es la que comienza en 1930 con el golpe de estado contra Hipólito Yrigoyen.
Con el contexto mundial de la Gran Depresión, se caracterizo por el fraude electoral, la persecución a la oposición radical (que intentó, sin mayor éxito, una contrarrevolución - 1932) y la corrupción generalizada del gobierno.
El impacto de la crisis impulsó a
muchos habitantes del campo a migrar a la periferia de las grandes ciudades, instalándose en las primeras villas miseria.
En esta coyuntura, la Argentina negoció el tratado Roca-Runciman con el Reino Unido, que le aseguraba a esta última la provisión de carne, a cambio de importantes concesiones económicas de parte de la Argentina, entre las que se destacó la concesión de todos los medios de transporte público de la ciudad de Buenos Aires a una empresa británica denominada Corporación de Transportes.
Por otra parte, el aislacionismo comercial de las grandes potencias contribuyó finalmente a iniciar el desarrollo industrial vía la sustitución de importaciones.
La política económica se volvió dirigista y se creó el Banco Central de la República Argentina.
El escritor Raúl Scalabrini Ortiz, que se convirtió en un pensador y escritor popular en esta época, fue un crítico implacable del imperialismo británico en Argentina, cuyo ente paradigmático fue el propio BCRA.
El cansancio moral, y los cambios económicos y demográficos llevaron al régimen a un callejón sin salida que derivo en el golpe de estado de 1943, ante la certeza de que un frente de los partidos políticos opositores (UCR, PS, PC, etc.) y de la debilidad del candidato conservador (que no aseguraba un triunfo ni aún por medio del fraude)
Este golpe aseguró la mantención de las relaciones sociales inalteradas, permitió la entrada al poder de la clase tradicionalista y crecientemente nacionalista, y dio paso al proceso que llevaría al poder a Juan Domingo Perón.