Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Greenpeace
 Vistas desde creación:1794
 Vistas desde último cambio:1563
 Vistas este mes:1779
 Vistas este año:1794
subir a paralelos, artículos y contextos históricos. 
Greenpeace (del inglés green: verde, y peace: paz), fundada en Canadá en 1971, es una organización ecologista internacional, independiente económica y políticamente, que no acepta donaciones ni presiones de gobiernos, partidos políticos o empresas, y que se autofinancia por las aportaciones
de los socios y donantes (95% de sus fondos), así como a través de la venta de productos con el nombre de Greenpeace.
Según cifras de Greenpeace, el número de sus socios en todo el mundo en 2005 era de tres millones, y en España en el mismo año, son 85.000 los socios españoles de esta organización.
El objetivo de la organización es proteger y defender el medio ambiente, interviniendo en diferentes puntos del planeta donde se cometen atentados contra la Naturaleza.
Greenpeace lleva a cabo campañas para detener el cambio climático, proteger la biodiversidad, en contra de los transgénicos, contra las sustancias y materiales tóxicos, para acabar con el uso de la energía nuclear y de las armas y fomentar la paz.
Con una oficina principal en Amsterdam, trabaja en estrecha colaboración con las 38 secciones nacionales con, además de con los diferentes barcos que posee, el más conocido de ellos quizá el Rainbow Warrior.
La toma de decisiones se hace teniendo en cuenta la mayoría de sectores que conforman su estructura interna, intentado que nadie pueda tomar decisiones unilaterales no acordes con la mayoría de los miembros representativos.
Quizá las acciones e imágenes más conocidas y reconocidas de Greenpeace desde su fundación, han sido aquellas en las que se veían a los activistas de Greenpeace interponer sus lanchas, y sus personas, entre los arpones de los barcos balleneros y los cetáceos que éstos querían capturar.
Quizá por eso sea una paradoja que tras 14 años de moratoria en la caza de ballenas, en septiembre de 2003 el Rainbow Warrior se encontrara de nuevo en aguas de Islandia para impedir y denunciar la pretensión por parte del gobierno de este país de continuar con la industria ballenera.
Desde fines del 2005 dos barcos de la flota de Greenpeace: el MV Artic Sunrise y el MV Esperanza surcarán los océanos de la Tierra durante un año, denunciando los peligros que los acechan.
Su primer acción: interceptar la flota ballenera japonesa y exigirles que abandonen inmediatamente el Santuario Ballenero de la Antártida interponiéndose entre los inocentes cetáceos y los arpones, en lanchas...una vez más.