Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



La guerra del fútbol
 Vistas desde creación:2538
 Vistas desde último cambio:2098
 Vistas este mes:2468
 Vistas este año:2538
subir a paralelos, artículos y contextos históricos. 

La guerra del fútbol
14 de julio de 1969.
Dos turbulentos partidos de fútbol disputan Honduras y El Salvador.
Las ambulancias se llevan muertos y heridos de las tribunas, mientras los hinchas continúan en la calle las grescas del estadio.
Enseguida rompen relaciones los dos países.
En Tegucigalpa, los parabrisas de los autos lucen calcomanías que aconsejan: Hondureño: toma un leño, mata un salvadoreño.
En San Salvador, los diarios exhortan al
ejército a invadir Honduras para propinar una lección a esos bárbaros.
Honduras expulsa a los campesinos salvadoreños, aunque muchos de ellos ni siquiera saben que son extranjeros y jamás han visto un documento de identidad.
El gobierno de Honduras llama Reforma Agraria al desalojo de los salvadoreños, obligados a emigrar con lo puesto, y al incendio de sus ranchos.
El gobierno de El Salvador considera espías a todos los hondureños que viven allí.
La guerra no demora en estallar.
El ejército de El Salvador penetra en Honduras y avanza ametrallando las aldeas fronterizas.
Honduras, pequeño país agrario, está dominado por los latifundistas.
El Salvador, pequeño país agrario, está dominado por los latifundistas.
El pueblo campesino de Honduras no tiene tierra ni trabajo.
El pueblo campesino de El Salvador no tiene tierra ni trabajo.
En Honduras hay una dictadura militar nacida de un golpe de Estado.
En El Salvador hay una dictadura militar nacida de un golpe de Estado.
El general que gobierna Honduras ha sido formado en la Escuela de las Américas, en Panamá.
El general que gobierna El Salvador ha sido formado en la Escuela de las Américas, en Panamá.
De los Estados Unidos provienen las armas y los asesores del dictador de Honduras.
De los Estados Unidos provienen las armas y los asesores del dictador de El Salvador.
El dictador de Honduras acusa al dictador de El Salvador de ser un comunista a sueldo de Fidel Castro.
El dictador de El Salvador acusa al dictador de Honduras de ser un comunista a sueldo de Fidel Castro.
La guerra dura una semana.
Mientras dura la guerra, el pueblo de Honduras cree que su enemigo es el pueblo de El Salvador y el pueblo de El Salvador cree que su enemigo es el pueblo de Honduras.
Ambos pueblos dejan cuatro mil muertos en los campos de batalla.
Eduardo Galeano ( Memoria del Fuego Tomo III - 1986 )