Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Franz Kafka
 Vistas desde creación:2656
 Vistas desde último cambio:2418
 Vistas este mes:2626
 Vistas este año:2656
subir a paralelos, artículos y contextos históricos. 
Kafka nació el 3 de julio en el seno de una familia judía de clase media de habla alemana en Praga, Bohemia—en aquella época parte del Imperio Austro-Húngaro.
Su padre se llamaba Hermann Kafka (1852-1931) y era comerciante al por menor.
El nombre de su madre era Julie Kafka (1856-1934), Lowy su apellido de soltera.
Tuvo dos hermanos, Georg y Heinrich, ninguno de los cuales alcanzó los dos años de vida, muriendo antes de que
Kafka cumpliera los seis años; y tres hermanas, Elli, Valli y Ottla.
Aunque su idioma materno fue el alemán, Kafka también aprendió checo, ya que su padre procedía de Osek cerca de Písek, donde era un miembro de la comunidad judia checoparlante (kavka significa "cuervo" en checo) y quería que su hijo hablara con fluidez ambos idiomas.
Kafka también tenía conocimiento del idioma y la cultura francesa.
Uno de sus autores favoritos fue Flaubert; asimismo sentía afecto por Napoleón.
De 1889 a 1893, Kafka asistió a la escuela primaria (Deutsche Knabenschule) en la calle Masná (Fleischmarkt) en Praga y posteriormente al instituto en Staromestské námestí (situado en el Palacio Kinský), donde completo su examen de Bachillerato en 1901.
A continuación estudió derecho en la Universidad Carolina en Praga, y obtuvo el doctorado en leyes en 1906.
Posteriormente trabajó durante un año de pasante sin ser retribuido en una agencia de seguros de accidentes laborales y fue entonces cuando comenzó a escribir.
A menudo se refirió a este trabajo como Brotberuf- un empleo tan sólo para ganar dinero.
En 1917 comenzó a padecer tuberculosis, lo que le obligó a mantener frecuentes periodos de convalecencia durante los cuales recibió el apoyo de su familia, en especial de su hermana Ottla, con quien tenía mucho en común.
Durante su periodo escolar tuvo un papel activo en la organización de actividades literarias y sociales, destacando la organización y promoción de representaciones para el teatro judeo-alemán, a pesar de los recelos de incluso sus amigos más íntimos, como por ejemplo Max Brod, quién habitualemente le apoyaba en todo lo demás.
Contrariamente a su temor de ser percibido de manera repulsiva tanto física como mentalmente, impresionaba a los demás con su aspecto infantil, pulcro y austero, su conducta tranquila y fría y su inteligencia, además de con su sentido del humor.
Un tema de gran importancia en su obra es su relación son un padre autoritario.
A principios de 1920, mantuvo una influyente aventura amorosa con la escritora y periodista checa Milena Jesenská y en 1923 se mudó durante un corto periodo de tiempo a Berlín con la esperanza de distanciarse de la influencia de su familia y concentrarse en su obra.
Fue en esta ciudad donde conoció a Dora Diamant, una joven de 19 años descendiente de una familia judia ortodoxa, quién era lo suficientemente independiente como para haber escapado de su pasado en el ghetto.
Dora se convirtió en su amante y tuvo una gran influencia en el interés de Kafka por el Talmud.
Todos coinciden en señalar que Kafka sufrió depresión clínica y ansiedad social a lo largo de toda su vida.
Asimismo, también padeció migrañas, insomnio, estreñimiento, furúnculos y otras enfermedades, todas ellas normalmente causadas por un estrés y una tensión excesiva.
Kafka intentó contrarrestar todos esos problemas de salud mediante tratamientos naturistas, como por ejemplo siguiendo una dieta vegetariana y consumiendo grandes cantidades de leche sin pasteurizar, lo cual pudo ser el factor desencadenante de su tuberculosis.
A pesar de todo ello, el estado de salud de Kafka empeoró debido a la tuberculosis.
Regresó a Praga, acudiendo posteriormente a un sanatorio cerca de Viena para recibir tratamiento.
Fue aquí donde murió el 3 de junio de 1924 al parecer de inanición.
Sus problemas físicos le causaron molestias en la garganta lo que hacía que el tragar los alimentos le resultara muy doloroso.
Al no haber sido aún desarrollada la terapia intravenosa no existía ningún modo de alimentarle (guarda cierta semejanza con la descripción tanto de Gregor en la Metamorfosis y como el personaje principal en A Hunger Artist)
Su cuerpo fue llevado a Praga, donde fue enterrado el 11 de junio de 1924 en el Nuevo Cementerio Judio de Praga.
Kafka tan solo publicó algunas historias cortas durante toda su vida , una pequeña parte de su trabajo, por lo que su obra pasó prácticamente inadvertida hasta después de su muerte.
Con anterioridad a su fallecimiento, dio instrucciones a su amigo y albacea literario Max Brod de que destruyera todos sus manuscritos.
Su amante, Dora Diamant, cumplió sus deseos pero tan sólo en parte.
Dora guardó en secreto la mayoría de sus últimos escritos en su poder, incuyendo 20 cuadernos y 35 cartas, hasta que fueron confiscados por la Gestapo en 1933.
Actualmente se halla en curso una búsqueda de los papeles desaparecidos de Kafka a escala internacional.
Brod hizo caso omiso de las instrucciones de Kafka y en su lugar supervisó la publicación de la mayor parte de la obra que obraba en su poder, la cual pronto comenzó a despertar el interés y a obtener alabanzas por parte de la crítica.
Todas sus obras publicadas, excepto varias cartas en checo dirigidas a Milena, se encuentran escritas en alemán.
En su obra a menudo el protagonista se enfrenta a un mundo complejo, que se basa en reglas desconocidas, que nunca llega a comprender.
El adjetivo kafkiano se utiliza a menudo para describir situaciones similares.
Ha habido muchos críticos que han intentado encontrarle sentido a la obra de Kafka interpretándola en función de ciertas escuelas de crítica literaria—como por ejemplo la modernista, la mágica realista etc.
La aparente desesperación y la absurdidad de la que su obra parece estar impregnada se consideran emblemáticas del existencialismo.
Unos han intentado hallar la influencia marxista en la satirización de la burocracia en obras tales como En la colonia penitenciaria, El proceso y El castillo, mientras que otros apuntan al anarquismo como el fundamento de inspiración para el individualismo anti-burocrático de Kafka.
Sin embargo, otros han interpretado su obra bajo el prisma del Judaismo (ya que era judío y demostró un interés por la cultura judía, aunque sólo lo cultivó a una edad avanzada) Borges hizo algunos comentarios perspicaces a este respecto; también se ha intentado darle una interpretación a través del Freudismo (debido a sus conflictos familiares); o como alegorias de una búsqueda metafísica de Dios (Thomas Mann fue el que propuso esta teoría).