Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



El Lunfardo
 Vistas desde creación:5460
 Vistas desde último cambio:4883
 Vistas este mes:5430
 Vistas este año:5460
subir a paralelos, artículos y contextos históricos. 
El lunfardo es un argot utilizado en la región del Río de la Plata (Argentina y Uruguay)
En su origen el lunfardo más cerrado comenzó como lenguaje carcelario o germanía de los presos para que los guardias no los entendieran.
Muchas de sus expresiones llegaron con los inmigrantes europeos (principalmente italianos), otras
palabras llegaron de la pampa y otras fueron provistas por la población negra de Argentina.
También merece destacarse el vesre, modalidad que permite la generación de nuevas palabras mezclando las sílabas.
Por ejemplo, tango es gotán, pantalón es lompa.
El verlan es un juego de palabras similar en francés.
Hoy en día, muchos de los "términos lunfardos" han sido incorporado al lenguaje habitual de toda la Argentina, mientras que gran cantidad de las palabras del lunfardo en su época de arrabal han caído en desuso.
El término lunfardo se ha convertido en sinónimo de "habla del argentino", y todo neologismo que haya alcanzado un mínimo grado de aceptación es considerado un término lunfardo.
El lunfardo original ha quedado inmortalizado en numerosas letras de tango.
Para preservar este legado cultural, el 21 de diciembre de 1962 fue creada la Academia Porteña del Lunfardo.
Hay también diccionarios específicos de lunfardo que se pueden consultar.
Si bien el lunfardo (o abreviadamente, "lunfa") surge en Buenos Aires, Montevideo y Rosario durante la segunda mitad de s. XIX con el gran aporte de la inmigración italiana (la palabra "lunfardo" deriva precisamente del dialecto lombardo), se debe tener en cuenta que, ya en sus origenes, tuvo asimismo aportes provenientes de Francia, especialmente de Occitania, del inglés (por ejemplo la palabra "jailafe", de high life), del gallego y del portugués, entre otros.
Por ejemplo "mina" (mujer), usado inicialmente con connotaciones peyorativas, es un vocablo lunfa que se forja con la aféresis de la palabra italiana femmina y la contracción de la galega (gallega) menina, a lo que se suma el "juego de lenguaje" metafórico usado por los proxenetas, ya que la mujer con su cuerpo les reporta riquezas, como una mina.
La palabra "cafisho" y sus variantes "fioca", "cafiolo", "caferata", etc.) derivaría de la palabra inglesa stockfish (pescado en conserva, nombre que suele dársele al bacalao y al abadejo desecados)
Quizás los proxenetas usaran frecuentemente la palabra "stockfish" para referirse en clave a los "cargamentos" de mujeres que llegaban en los barcos.
Otra versión sugiere que se les llamó "stockfish" a los proxenetas enriquecidos por su forma afectadamente envarada de caminar y moverse.
Según Tomás de Escobar, autor del "Diccionario del hampa y el delito", editado por la editorial de la Policía Federal Argentina, la palabra proviene del yiddish "caftán".
Hacia los años 1920, se creó en Buenos Aires y Rosario, la Sociedad de Socorros Mutuos, fundadas por inmigrantes judíos de origen Polaco.
Esta sociedad funcionó como pantalla de la trata de blancas entre la Europa de la posguerra y América del Sur, trayendo mujeres engañadas con bonanza y trabajo sólo para ponerlas a "trabajar" en prostíbulos.
Estos locales de diversión eran regenteados por estos inmigrantes que, en su mayoría, vestían el sobretodo largo característico de los judíos ortodoxos, cuyo nombre es Kaftán y de allí proviene la palabra "cafishio", "cafiolo" y las deformaciones "cafre", "cafirulo" y "caferata".
Es indudable que aunque varíen mucho morfólogicamente,la palabra española de germanía macarra y la lunfa "cafisho" (ambas con idéntico significado) se han formado por condiciones similares, ya que la española "macarra" y la lunfarda (en el 2005 casi en desuso) "macró" derivan del argot francés "maquereaux" y esta deriva por su parte de la inglesa "mackerel" que significa ciertos pescados ,particularmente si están en conserva.
Como sea, la palabra "stockfish" fue "italianizada" dando por resultado "cafisho" o "cafishio".
La palabra atorrante tiene etimología dudosa.
Se sabe que en la década de 1880 en zonas costeras de la ciudad de Buenos Aires se ubicaron grandes caños de desagües pluviales (por el entubado de los arroyos de Granados, Matorras, Manso etc.)
En tales caños pernoctaban los vagabundos y a estos vagabundos se les decía atorrantes.
La cuestión es que se ha difundido la versión, no comprobada, según la cual en tales caños figuraba la inscripción del titular de una empresa contratista e importadora de los caños llamada «A.Torrant» o «A.Torrans», de lo que no se encuentran actualmente documentaciones que ratifiquen tal versión.
Parece más probable que la palabra provenga de “atorrar” y esta de torare, verbo napolitano de uso generalizado entre la gente baja de las poblaciones costaneras para designar la holgazanería, pero que se aplicaba casi exclusivamente a la tranquila paciencia de los pescadores, cuando no hay pesca.
"Chabón" (o boncha, o chambón) deriva de la germanía española, de chaval, aunque en la Argentina había perdido el significado de muchacho o joven, que recuperó, al menos en Buenos Aires, en los últimos años entre la juventud, pasando a ser un modo despectivo de referirse a alguien (es decir "chabón" significa "tipo")
En Córdoba "chambón" —de origen completamente distinto, siendo voz mapudungun para designar al pichón de ñandú— significa generalmente al sujeto inepto o de poco fiar.
El lunfardo tiene abundantes palabras aborígenes, en especial de los idiomas runa sini (quechua, keshwa, quichua), avañe'é (idioma guaraníguaraní) y mapudungun (araucano o mapuche), dándose interesantes síntesis idiomáticas, por ejemplo que en la Argentina actual la palabra "minga" significa "nada", siendo que la palabra minga deriva tanto del dialecto italiano lombardo (ge'minga en lombardo significa precísamente '"hay"...nada') y de la palabra runa sini o quechua minka, que es una suerte de trabajo cooperativo, por ejemplo cuando un matrimonio va a edificar su vivienda, invita a sus amigos y vecinos para que le ayuden en la edificación, luego se paga o con un banquete o con una contraprestación, es decir con "nada" (de dinero)
La palabra "tapera" deriva del avañe'é o guaraní, que en ese idioma significa vivienda en ruinas y en lunfardo denomina a toda pocilga La cana: es una palabra originaria del lunfardo,una jerga surgida de los conventillos de Buenos Aires, que hace alusión a la polícía.
Antes era muy empleada por los tangueros en sus letras y hoy ha sido apropiada por los intérpretes de la cumbia villera en Argentina, para manifestar relación con la polícía.
"Macanudo": esta palabra es usada en toda la Argentina y se usa como el clásico "todo bien" o también para referirse a una persona que es muy buena y está siempre dispuesta a "dar una mano".
O también es como decir que sí a alguna propuesta o invitación.