Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Madres de Plaza de Mayo
 Vistas desde creación:2626
 Vistas desde último cambio:2290
 Vistas este mes:2608
 Vistas este año:2626
subir a paralelos, artículos y contextos históricos. 
Nació como una iniciativa de madres de detenidos y desaparecidos el 30 de abril de 1977.
Su objetivo inicial era poder tener una audiencia con el Presidente de facto argentino Jorge Rafael Videla, para ello se reunirían en la Plaza de Mayo y efectuarían una manifestación pública pacífica pidiendo saber el paradero de sus hijos.
La elección de Plaza de Mayo se debe
a que esta situada frente a la Casa Rosada, sede de la Presidencia y lugar donde tradicionalmente se han efectuado manifestaciones políticas.
Ese mismo día, 14 madres inician una jornada, a la cual, con el paso del tiempo, se acercarían otras madres afectadas.
Desde entonces, todos los jueves repetirían una caminata (originada cuando las fuerzas de seguridad les exigieron "circular") alrededor de la pirámide central de la plaza.
Esta manifestación se sigue repitiendo en la actualidad.
La manifestación de las Madres fue una de las primeras manifestaciones públicas contra la dictadura.
Alcanzan notoriedad durante la realización del Mundial de Fútbol de 1978 en la Argentina, cuando periodistas internacionales empiezan a entrevistarlas y dan a conocer su movimiento.
Estas primeras 14 madres fueron: Azucena Villaflor de Devincenti, Berta Braverman, Haydée García Buelas, María Adela Gard de Antokoletz, Julia Gard, María Mercedes Gard y Cándida Gard (4 hermanas), Delicia González, Pepa Noia, Mirta Baravalle, Kety Neuhaus, Raquel Arcushin, Sra. De Caimi y una joven que no dio su nombre.
Unidas por la desgracia, las Madres se convirtieron en un grupo de activistas en defensa de los derechos humanos.
Aseguran que nacieron por sus hijos, y que son las madres de todas las víctimas de la represión en Argentina.
Los hijos de las Madres desaparecieron durante la llamada Guerra Sucia que se libró en Argentina entre 1976 (los militares tomaron el poder el 24 de marzo de 1976) y 1983 (entregaron el poder a Raúl Alfonsín el 10 de diciembre de 1983)
En rigor, la violencia política, presente en la Argentina desde su nacimiento como nación, se había recrudecido bastante antes, durante la llamada Revolución Argentina y durante el tercer mandato de Juan Domingo Perón.
Según el libro Nunca Más, informe de la Comisión Nacional de Desaparecidos, las víctimas del Terrorismo de Estado fueron alrededor de 9000 personas, aunque muchos grupos de Derechos Humanos y de izquierda fijan esa cifra en cerca de 30 mil personas.
Azucena Villaflor, una de las fundadoras de la organización, también fue secuestrada a la salida de la Iglesia de la Santa Cruz en el barrio porteño de Belgrano por el grupo tareas 3.3.2 de la Escuela de Mecánica de la Armada.
Su cuerpo fue hallado en julio de 2005.
La organización está fuertemente relacionada con las Abuelas de Plaza de Mayo, cuyo objetivo es recuperar la identidad de los cientos de niños que fueron robados por las autoridades militares durante la dictadura, y con la asociación HIJOS, formada por los hijos de los detenidos desaparecidos que desean continuar la lucha de sus padres y sus abuelas.
Se distinguen usando pañuelos blancos sobre sus cabezas, los mismos que anteriormente habían servido como pañales de sus hijos desaparecidos.