Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Metonimia
 Vistas desde creación:2792
 Vistas desde último cambio:2498
 Vistas este mes:2762
 Vistas este año:2792
subir a paralelos, artículos y contextos históricos. 
La metonimia (del griego metha: «más allá», onimeia: «denominación») es un tropo o figura retórica que alude, como su etimología lo indica, a la translación de un nombre o translación de una denominación, es decir al 'sentido translaticio' -lo que vulgarmente suele llamarse 'el sentido figurado'-
La metonimia es lo que
en semiótica, y en literatura, se denomina un tropo, uno de los tropos más frecuentes junto a la metáfora.
Ejemplo: ...las proas vinieron a fundarme la Patria («Fundación mítica de Buenos Aires», J. L.Borges)
En este ejemplo, las proas significan a los navíos (y, más aún, a los navegantes)
Puede suponerse que las proas con el significado real de navíos e incluso de navegantes son una metáfora,sin embargo existe una diferencia estructural con la metáfora: en el enunciado dado como ejemplo se mantiene evidente la relación: la proa es parte del navío.
En esta metonimia se está designando a una parte por el todo; no existe una sustitución completa como sí existe en la metáfora.
En las proas vinieron a fundarme la Patria se ha dicho que el tropo está fincado en el designar al todo por una de sus partes.
A este tipo de metonimia se le llama más específicamente sinécdoque; mientras que las metonimias en general siempre están constituidas por relaciones de contigüidad, las sinécdoques son un caso de contigüidad, en el cual -se ha dicho- una parte designa al todo.
Roman Jakobson, ha realizado una clara y concisa explicación de las relaciones entre metonimias y metáforas guiandose por las consideraciones estructuralistas de Saussure.
Por otra parte el mismo Jakobson en el trabajo referido explica en parte la diferencia de ciertas afasias, metonímicas las unas, metafóricas las otras.
Jakobson considera que la metonimia se relaciona con lo que el antropólogo James George Frazer ha clasificado como magia por contagio, y que la metáfora se relaciona con lo que el mismo Frazer llama magia homeopática, o imitativa.
También Jakobson encuentra que los procesos de lo inconsciente, denominados por S.Freud «desplazamiento» y «condensación», son coalescentes o correspondientes a la metonimia y a la metáfora respectivamente.
A partir de esto es que Lacan expresa que lo inconsciente está estructurado como un lenguaje, mediante procesos de tipo metonímico y metafórico.
Según varios lingüistas la metáfora es una exageración de la metonimia.
Retornando a la índole semiótica de la metonimia cabe decir que las principales modalidades de metonimia se dan según la relación de los términos en juego; por ejemplo: de continente a contenido («bebió un vaso de agua» en lugar de «bebió el agua que estaba dentro de un vaso»); de materia a objeto («la carne» en sentido figurado -o metonímico- para aludir al cuerpo); de lugar de procedencia («el Francia» en lugar de «el sujeto francés»); de lo abstracto a lo concreto y del signo a la cosa significada o viceversa.
La metalepsis es un tropo del conjunto de las metonimias en el cual se nombra o toma al antecedente por el consecuente o viceversa.
Usando una terminología típica de la semiótica, puede decirse que la metonimia es el desplazamiento de algún significado, desde un significante hacia otro significante, que le es en algo próximo.
En psiquiatría, en ciertos casos se denomina 'metonimia' a una especie de trastorno de tipo afásico, caracterizado por el frecuente empleo erróneo de los significantes por parte del sujeto.