Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Friedrich Wilhelm Nietzsche
 Vistas desde creación:4031
 Vistas desde último cambio:3621
 Vistas este mes:4016
 Vistas este año:4031
subir a paralelos, artículos y contextos históricos. 
Friedrich Wilhelm Nietzsche (1844-1900) fue un filósofo, psicólogo y filólogo clásico alemán.
Fue un crítico severo de la moralidad, el utilitarismo, la filosofía contemporánea, el materialismo
filosófico, el idealismo alemán, el romanticismo alemán y la modernidad en general.
Es uno de los filósofos más leídos y escribió una gran cantidad de aforismos y formas de composición experimentales.
Aunque su trabajo ha sido distorsionado e identificado con el romanticismo filosófico, el nihilismo, el antisemitismo, e incluso con el nazismo, él mismo negó a gritos estas tendencias en su trabajo, hasta el punto de oponerse a estas.
En la filosofía y la literatura, se le identifica como una de las fuentes de inspiración del existencialismo y el postestructuralismo.
Nació en 1844 la pequeña villa de Röcken, cerca de Lützen y Leipzig, en lo que entonces era parte de la provincia prusiana de Sajonia.
Nació en el cumpleaños 49 del rey Friedrich Wilhelm IV de Prusia, y por tanto fue bautizado con ese nombre.
Era hijo de un pastor evangélico que murió cinco años más tarde de atrofia cerebral, lo que hizo que Nietzsche creciera en un ambiente completamente femenino, dominado por el pietismo protestante.
En 1850 su madre se mudó con toda la familia a Naumburg, donde vivió durante ocho años antes de entrar a estudiar al internado de la Escuela de Pforta.
Era el único hombre de la casa, con su madre, su abuela, dos tías paternas y su hermana Elisabeth.
En la Escuela de Pforta Nietzsche recibió sus primeros conocimientos sobre la antigüedad clásica, que se convertiría en un referente básico de su pensamiento posterior.
Al graduarse en 1864, inició sus estudios en filología y teología clásica en la Universidad de Bonn.
A principios de 1889, en Turín, cuando ya estaba casi ciego, Nietzsche sufrió una crisis de locura de la que no se recuperó.
Estuvo internado en una clínica de Basilea y, después, en otra de Jena, hasta que su madre se lo llevó consigo.
Nietzsche vivió los últimos doce años de su vida en un estado de aletargamiento, bajo los cuidados de su madre y luego de su hermana Elisabeth.
El 25 de agosto de 1900 fallece Nietzsche en Weimar sin percatarse del interés y la importancia que sus obras estaban levantando.
Abarca desde sus estudios en Leipzig hasta 1877, está representado básicamente por su obra El nacimiento de la tragedia desde el espíritu de la música, publicada en 1871.
En ella Nietzsche establece la distinción entre el espíritu apolíneo, que expresa el mundo como representación (artes plásticas) y el espíritu dionisíaco, que lo expresa como voluntad (música)
Nietzsche exalta lo dionisíaco, que interpreta como encarnación de la voluntad de vivir, frente a lo apolíneo, que representa la huida ante la vida.
El ideal estético del espíritu dionisíaco es el drama wagneriano, que pone en escena la fuerza incontenible de la vida.
La voluntad de poder, fue publicada después de su muerte con las anotaciones que se encontraron entre sus papeles póstumos.
Una de las ideas que ha defendido con mayor interés, es que los valores tradicionales representados por el cristianismo someten a las personas más débiles a una "moralidad esclava", que no provocan en ellos más que un estado de resignación y conformismo hacia todo lo que sucede a su alrededor.
Para él, esos valores tienen que desaparecer para que aparezcan otros nuevos que representen su prototipo de hombre ideal, al que él mismo llamó superhombre.
Ese superhombre es seguro, independiente e individualista, y no se deja llevar por la multitud; al contrario de las personas débiles, que sólo se dejan llevar por las tradiciones y las reglas establecidas.
Este superhombre no cree en las cosas que prometen las religiones después de la muerte, él sólo cree en lo real y en lo que puede ver.
Es un ser que, ante todo, razona; aunque eso no quiere decir que no sienta.
Este superhombre se deja llevar por sus pasiones y sus sentimientos.
Nietzsche contradice en esto totalmente a Platón, y Sócrates, los cuales consideraban totalmente necesario el control de las pasiones.
Nietzsche considera a Sócrates como el culpable de la moral de rebaño de la sociedad occidental.
Nietzsche pensaba que todas las acciones en la naturaleza estaban influidas por la "voluntad del poder", un proceso de expansión y desahogo de energía creativa.
No sólo por el poder de querer dominar sobre otros, sino también por el poder de querer dominarse uno mismo, algo que es necesario para que cada uno pueda desarrollar su propia creatividad.
Esta idea de «voluntad de poder» es algo nuevo que Nietzsche introduce en la filosofía.
Aunque antes y después de la voluntad de Nietzsche otros autores hablaron sobre la voluntad del poder, todos coincidían en que el poder era el último y principal objetivo de la voluntad, algo en lo que Nietzsche no estaba de acuerdo.
En cierto modo, toda la filosofía de Nietzsche, todo el cuerpo de Nietzsche, son una preparación para su instante supremo: el "eterno retorno de lo mismo".