Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Jean Paul Sartre
 Vistas desde creación:3594
 Vistas desde último cambio:3149
 Vistas este mes:3565
 Vistas este año:3594
subir a paralelos, artículos y contextos históricos. 
Jean Paul Sartre (París, 21 de junio de 1905 - París, 15 de abril de 1980), filósofo y escritor francés, exponente del existencialismo (en su versión atea), corriente filosófica cuya preocupación principal es la construcción de la existencia humana como la suma de decisiones y participaciones, circunscrita al mismo tiempo a una realidad histórica que ayuda a definirla. Los padres de Sartre fueron Jean Baptiste
Sartre, un oficial naval, y Anne-Marie Schweitzer, prima de Albert Schweitzer.
Su padre murió de fiebre cuando el tenía 15 meses de nacido, y Anne-Marie lo crió con ayuda de su padre, Charles Schweitzer, quien enseñaría matemáticas a Jean Paul y lo introduciría desde muy joven a la literatura clásica.
La filosofía le atrajo desde su adolescencia en los 1920s, cuando leyó Essai sur les données immédiates de la conscience de Henri Bergson.
Estudió en París en la elitista École Normale Supérieure, donde conoció en 1929 a Simone de Beauvoir y a Raymond Aron.
Sartre y de Beauvoir se volvieron compañeros inseparables durante el resto de la vida de Sartre, en una relación no-monógama.
Juntos combatieron las suposiciones y expectativas de la formación burguesa.
El conflicto entre la opresiva y destructiva conformidad espiritual (mala fe) y un 'auténtico' estado de existencia, se convirtió en el tema central del trabajo de Sartre, un tema desarrollado en su principal trabajo filosófico El ser y la nada (1944)
La introducción más conocida a la filosofía de Sartre es su trabajo El existencialismo es un humanismo (1946)
En este trabajo, Sartre defiende el existencialismo de sus críticos, que al final requieren la falsificación de sus ideas.
Se graduó de la École Normale Supérieure en 1929 con un doctorado en filosofía y sirvió como conscripto en el Ejército Francés de 1929 a 1931. En 1964, rehúsa el premio Nobel de literatura Su vida se caracterizó por una actitud militante de la filosofía, se solidarizó con los mas importantes acontecimientos de su época como el mayo francés, la revolución cultural china y con la lucha del Che Guevara.
Es el paradigma del intelectual comprometido del siglo XX.
Sus restos descansan en el Cimetière du Montparnasse de Paris.
A su funeral asistieron unas 50,000 personas.

Existencia vs esencia
Sartre considera que la existencia humana está "condenada a ser libre", es decir, arrojada a la acción responsable ( = el compromiso existencial) sin excusas (sin mala fe)
Sartre prosigue por su cuenta lo que ha planteado Heidegger, aunque si en Heidegger el "Dasein" es un "ser-ahí", arrojado, "yecto" en el mundo, para Sartre, el humano, en cuanto "ser-para-sí", es un "proyecto", un ser que debe hacer-se.
Sartre se opone a todo vestigio de metafísica (mientras que es la pregunta por la metafísica una inquietud heidegeriana)
En tal sentido es que Sartre opina que en el ser humano la existencia precede a la esencia, opina Sartre que, contrariamente a lo que se ha creído tradicionalmente, la esencia humana dista de ser algo preexistente a la vida de cada ser humano, sino que la esencia de cada ser humano -y de toda la humanidad- se construye mediante las elecciones que tomamos diariamente.

La náusea y el existencialismo
Sartre escribió la novela La náusea en 1938, recién ingresado como disertador en la Universidad de Le Havre.
Este ensayo es al mismo tiempo un manifiesto existencialista y su libro más famoso.
Siguiendo la tradición de la fenomenología alemana, Sartre pensaba que nuestras ideas son producto de nuestra experiencia en situaciones cotidianas, y que las novelas y obras de teatro que describen dichas experiencias fundamentales tienen tanto valor como los ensayos discursivos generados por teorías filosóficas.
Con este mandato, la novela trata de un investigador deprimido (Roquentín) en una ciudad similar a Le Havre, quien se vuelve cada vez más agudamente consciente de la indiferencia hacia él de parte de los objetos íntimos y situaciones que lo rodean.
De tal suerte que estos se resisten a cualquier significado que la consciencia humana les quiera adjudicar.
Esta indiferencia de 'las cosas por ellas mismas' subraya la libertad de Roquentín de percibir y actuar en el mundo; dondequiera que el voltea, encuentra situaciones llenas de significados creados por él.
De ahí la 'náusea': todo lo que encuentra en su vida cotidiana esta recargada con un penetrante (horrible incluso) sabor a él mismo y, más concretamente, a su libertad.
No importa cuando anhele otra cosa, algo distinto: no puede alejarse de la dolorosa evidencia que deja su participación en el mundo.
Las historias en El muro (Le mur) enfatizan los aspectos arbitrarios de las situaciones en las que la gente se encuentra y lo absurdo de tratar de lidiar con estas racionalmente.
Este texto promovió la escuela literaria de 'lo absurdo'

Sartre y la literatura
Durante las décadas de 1940s y 1950s, las ideas de Sartre eran muy populares, y el existencialismo fue la filosofía preferida de la generación beatnik en Europa y Estados Unidos.
En el imaginario popular, la filosofía de Sartre era contrapuesta a la de Albert Camus.
En 1948, la iglesia católica listó todos los libros de Sartre en el [Index Librorum ProhibitorumIndex] de libros prohibidos.
La mayoría de sus obras de teatro están llenas de símbolos que sirven de instrumento para difundir su filosofía.
El más famoso, A puertas cerradas, contiene la famosa línea: "L'enfer, c'est les autres".
Además del evidente impacto de La náusea, la mayor contribución literaria de Sartre fue su trilogía Los caminos de la libertad que traza el impacto de los eventos de la Segunda Guerra Mundial en sus ideas.
Se trata de una aproximación más práctica y menos teórica al existencialismo. En 1964 Sartre renunció a la literatura con una autobiografía sarcástica y aguda, Les mots (Las palabras)
Para Sartre, la literatura funcionaba como un sustituto burgués al compromiso real con el mundo.
Ese mismo año le consedieron el Premio Nobel de Literatura, pero lo declino tajantemente.
Este rechazo lastimo el prestigio de la institución Nobel más que la de Sartre.
Sin embargo, Sartre trató después de reclamar el dinero del premio, pero el comité del Nobel no accedió.
Esto fue revelado en la autobiografía de Lars Gyllensten, miembro del comité de los Premios durante algún tiempo.
A pesar de su abrumadora fama mundial, Sartre mantuvo su vida sencilla, con pocas posesiones materiales y activamente comprometido a varias causas hasta el final de su vida, tal como la revuelta estudiantil del Mayo Francés de 1968.