Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Fender Stratocaster
 Vistas desde creación:22308
 Vistas desde último cambio:20619
 Vistas este mes:22274
 Vistas este año:22308
subir a armonía y música. 
La guitarra Fender Stratocaster, es una de las guitarras más comunes que existen; músicos como Eric Clapton, Mark Knopfler, Kurt Cobain, Jimi Hendrix o Ritchie Blackmore son algunos de los que utilizan o
han utilizado este conocido modelo de la marca Fender Musical Instruments Corporation.
Se sabe que David Gilmour, guitarrista líder de la banda Pink Floyd, posee la guitarra número 00001 de esta serie.
La Stratocaster es una guitarra eléctrica diseñada por Leo Fender a principios de la década de 1950 que sigue fabricándose hoy en día, al punto que ha sido "copiada" por diferentes marcas algunas incluso bajo la autorización de Fender.
El primer modelo de Stratocaster fue concebido como una evolución natural de otra guitarra diseñada por el mismo Leo Fender, anterior a ésta y que aún se comercializa con mucho éxito: La Telecaster.
Respecto a su predecesora, la comunmente llamada "Strato" muestra una forma más estilizada y cómoda en su cuerpo, y una pastilla más en su construcción.
El selector de pastillas del modelo tradicional cuenta con 5 posiciones diferenciadas, dos de las cuales activan a la vez dos pastillas de la guitarra, conectándolas en paralelo.
Esas posiciones supusieron en la época el mayor reclamo de la Strato frente a la Telecaster.
Sin embargo, el mayor de los atractivos de esta guitarra radica en su sonido.
En las tres posiciones extremas del selector se activan una a una las pastillas (de bobinado simple), que le confieren al instrumento una gama de sonidos extensa y fructífera.
Profundamente sensible al ataque de la púa, el tono de la Strato es considerado uno de los más característicos de la historia de la guitarra moderna.
Por su parte, las dos posiciones intermedias (conexión en paralelo) le otorgan al sonido un cariz mucho más líquido y profundo.
Es por eso que la Stratocaster se considera una guitarra adecuada para multitud de estilos musicales, prácticamente camaleónica.
Tiene sentimiento para el Blues, Groove para el funk, Punch para el rock, textura para el jazz y comodidad para el heavy metal.
Esta pieza de la evolución de la música moderna es considerada por muchos como la mejor guitarra de la historia.