Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



CSS - Cascading Style Sheets
 Vistas desde creación:1579
 Vistas desde último cambio:1402
 Vistas este mes:1552
 Vistas este año:1579
subir a paralelos, artículos y contextos históricos. 
Las CSS u hojas de estilo en cascada (Cascading Style Sheets, CSS) son un lenguaje formal usado para definir la presentación de un documento estructurado escrito en HTML o XML (y por extensión en XHTML)
El W3C (World Wide Web Consortium) es el encargado de formular la especificación de las hojas de estilo que servirá de estándar para los agentes de usuario o navegadores.
La idea
que se encuentra detrás del desarrollo de CSS es separar la estructura de un documento de su presentación.
Por ejemplo, el elemento de HTML H1 indica que un bloque de texto es un encabezamiento y que es más importante que un bloque etiquetado como H2.
Versiones más antiguas de HTML permitían atributos extra dentro de la etiqueta abierta para darle formato (como el color o el tamaño de fuente)
No obstante, cada etiqueta H1 debía disponer de esa información si se deseaba un diseño consistente para una página, y además, una persona que lea esa página con un navegador pierde totalmente el control sobre la visualización del texto.
Cuando se utiliza CSS, la etiqueta H1 no debería proporcionar información sobre como va a ser visualizado, solamente marca la estructura del documento.
La información de estilo separada en una hoja de estilo, especifica como se ha de mostrar H1: color, fuente, alineación del texto, tamaño, y otras características no visuales como definir el volumen de un sintetizador de voz.
La información de estilo puede ser adjuntada tanto como un documento separado o en el mismo documento HTML.
En este último podrían definirse estilos generales en la cabecera del documento o en cada etiqueta particular mediante el atributo style.

Las ventajas de utilizar CSS (u otro lenguaje de estilo) son:


Control centralizado de la presentación de un sitio web completo con lo que se agiliza de forma considerable la actualización del mismo.
Los Navegadores permiten a los usuarios especificar su propia hoja de estilo local que será aplicada a un sitio web remoto, con lo que aumenta considerablemente la accesibilidad.
Por ejemplo, personas con deficiencias visuales pueden configurar su propia hoja de estilo para aumentar el tamaño del texto o remarcar más los enlaces.
Una página puede disponer de diferentes hojas de estilo según el dispositivo que la muestre o incluso a elección del usuario.
Por ejemplo, para ser impresa, mostrada en un dispositivo móvil, o ser "leída" por un sintetizador de voz.
El documento HTML en sí mismo es más claro de entender y se consigue reducir considerablemente su tamaño.
Hay varias versiones: CSS1 y CSS2, con CSS3 en desarrollo por el World Wide Web Consortium (W3C)
Los navegadores modernos implementan CSS1 bastante bien, aunque existen pequeñas diferencias de implementación según marcas y versiones de los navegadores¹.
CSS2, sin embargo, está solo parcialmente implentado en los más recientes.
Un problema muy conocido de implementación de CSS es el de la versión 5.X del popular navegador Internet Explorer que utiliza un modelo no estándar para el cálculo de las medidas.