Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



La telefonía Celular
 Vistas desde creación:2798
 Vistas desde último cambio:2543
 Vistas este mes:2775
 Vistas este año:2798
subir a paralelos, artículos y contextos históricos. 
Los sistemas celulares van más allá del entorno inalámbrico.
Irrumpió asombrosamente y con gran éxito en los años setenta en el mundo de la telefonía básica.
Se buscaba eliminar la dependencia de los teléfonos de una posición fija unida por cables de las centrales telefónicas convencionales de los sistemas fijos clásicos.
En los primeros tiempos se usaron técnicas muy poca evolucionadas que generaban coberturas urbanas con transmisores en emplazamientos muy
elevados y con grandes potencias en sentido descendentes.
Con esta cobertura se daba libertad a los usuarios con movilidad en estas zonas.
En 1947, D.H.Ring ideó el concepto teórico para aquella época, que bajo el nombre de concepto celular permitía resolver el problema planteado de la capacidad insuficiente de los sistemas móviles.
Se basaba en los siguientes aspectos:
- Concepto de densidad de tráfico, en tanto lo que se desea mejorar no es la capacidad de cursar tráfico, sino la densidad de tráfico en aquellas zonas donde se precise.
Considerar que todas las zonas a cubrir no tendrían una necesidad de tráfico homogénea y por tanto se debe realizar una división de la zona a cubrir en regiones pequeñas o células de tamaño variable según el tráfico a atender.
Reutilización de frecuencias en las regiones antes establecidas, a distancias suficientes para tener una interferencia cocanal tolerable.
Si volvemos al ejemplo de la superficie cubrir en el apartado anterior (706 km²), dividimos esta área en células de 1.5 km de radio (7.1 km² de superficie) de forma que aparece un total de 100 celdas.
Si fueramos capaces de utilizar los mismos 14 canales en las celdas adyacentes, sólo usaríamos estos 14 canales en todo el conjunto de la superficie inicial, para servir a 28000 móviles en el total de la superficie, de modo que con estos números tendríamos 2000 móviles/canal.
En definitiva, basta darse cuenta de que el concepto celular implica la aplicación de un conjunto de canales en un entorno concreto, de modo que estos canales pueden ser reutilizados en los entornos adyacentes.
De esta forma si la reutilización es posible, la capacidad de servir de estos canales puede ser aplicada a áreas geográficas cada vez más pequeñas de modo que la densidad de tráfico pueda ser tan elevada como nuestras condiciones de servicio nos lo exijan y sin necesidad de recursos extra en forma de canales.
El concepto celular utiliza una serie de definiciones necesarias para su desarrollo:
Célula o celda, cada una de las superficies de formas diferentes y generalmente utilizada por el sistema radiante utilizado, servida por una estación base.
Índice de reutilización, es el cociente entre el número de canales ofrecidos y el número de frecuencias disponibles
Distancia de reutilización, es la distancia que se debe separar las células cocanal, es decir, células con frecuencias comunes.
Agrupación celular o cluster, es un conjunto de celdas que usan grupos de canales diferentes.
De este modo si usáramos un cluster de 7 celdas con 10 canales por celda, usaríamos 70 canales.
La geometría celular parte de la definición de las celdas que se dio anteriormente.
Una célula no existe por tanto si no está asociada a una estación base que cuente con una serie de canales que pone a disposición del área propia de servicio.
Una de las características de los sistemas de comunicaciones móviles es la capacidad que poseen de adaptarse a las necesidades crecientes de tráfico de nuevos usuarios.
Aunque podría pensarse que la mejor manera de permitir más usuarios es degradando las características de sistema, en realidad existen varias formas de aumentar el número de usuarios sin disminuir la calidad del sistema.