Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



1967 - Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band
 Vistas desde creación:3729
 Vistas desde último cambio:3163
 Vistas este mes:3700
 Vistas este año:3729
subir a armonía y música. 
Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1967) es una de las obras maestras de los Beatles y uno de los más grandes discos de la historia del rock Muchos críticos lo han considerado como el mejor.
Grabado en una época de psicodelia y experimentación, el álbum, producido por George Martin es un precursor de técnicas de grabación y composición.
Fue el primer disco grabado en ocho canales, con dos consolas de cuatro canales.
Fue, además, un éxito de ventas y popularidad.
La idea de un disco-concepto, en la que todas las canciones están unidas, se le ocurrió a Paul McCartney para tratar de superar la belleza de Pet Sounds, un álbum de los Beach Boys, aparecido unos meses antes.
Los Beatles grabaron como La banda del Club de Corazones Solitarios del Sargento Pimienta, una especia de alt-band, dejando atrás
limitaciones y transformando al rock en objeto de culto.
En 13 canciones, llevan al límite el concepto del rock, agregando orquestaciones, instrumentos hindúes, grabaciones tocadas al revés y sonidos de animales.
Rock, music hall, baladas, jazz y hasta música oriental se mezclan en Sgt. Pepper, un disco guiado por la mano maestra de los Beatles y George Martin.
El disco comienza con ruido proveniente de un público expectante que se rompe con los primeros riffs de guitarra eléctrica de la canción que da título al disco, una mezcla de guitarras, cornos y voces de los cuatro Beatles.
Después de ese tema, sin pausas ni silencios, empieza With A Little Help From My Friends, cantada por el baterista Ringo Starr, una oda a la amistad con una contagiante sensación de esperanza y es un respiro entre las estridentes guitarras de la primer canción y la psicodelia de la tercera:
"Lucy in the Sky with Diamonds" de Lennon, con una letra que nos traslada a un mundo donde todo puede suceder.
Se ha especulado que sus iniciales -LSD- coinciden con la droga que los Beatles consumínan aunque John haya desmentido esto, alegando que el título aludíaa a un dibujo de su hijo.
"Getting Better" es otro de los temas que cambia las estructuras básicas del rock para transformarlas en algo totalmente nuevo.
Con sus arreglos de sonido y su particular y constante guitarra, este tema es un canto a la felicidad y esperanza de cambio.
"Fixing a Hole", tiene algo de la época de los '20, de los '30, aunque también algo nuevo e innovador, como la combinación de guitarras y teclado y la capacidad de McCartney de alternar entre armonías, al igual que en el siguiente tema:
"She's Leaving Home", una belleza músical en la que nos vemos metidos, de la mano de cuerdas clásicas y arpas, en el dolor de una joven que abandona su hogar.
"Being for the benefit of Mr. Kite" nos traslada a un gran circo, con enanos, acróbatas y otros personajes; con pianolas, una batería hipnótica, sonidos de feria y la voz nasal y fría de Lennon.
Tiene posiblemente una de las mejores atmósferas que jamás creadas por un productor.
Within you Without You al estilo hindú de la mano de George Harrison,, con su sitar y acompañamento de violines recorriendo escalas orientales mientras con su voz ensoñada nos habla de Dios, de las personas y del amor.
"When I'm Sixty Four" con una letra sobre el amor eterno, típica de McCartney, aunque con un aire de cabaret, dado por las flautas, que la hace única e inconfundible, sin dejar de ser puramente naif.
"Lovely Rita" un pop renovando el ambiente cursi de la canción anterior, con excelentes arreglos pianisticos.
"Good Morning-Good Morning" en el que un gallo canta anunciando el amanecer, para dar lugar a una canción un tanto rara, como demasiado acelerada.
Casi llegando al final, la Reprise de la primera canción tiene básicamente su mismo ritmo, aunque sin los arreglos de viento y un tanto más movida, podría pasar por una canción típicamente pop, si no fuera por su guitarra que la hace inconfundible.
Para terminar: "A Day in the Life" de Lennon, basada en un collage, noticias tomadas en un periódico y sus respectivas reflexiones en la voz nasal y soñadora de John, permitiéndole hacer una visión critica muy especial de lo que se describe en la canción.
Todo en un medio difuso y borroso, aunque bello y casi acústico, que va a ser sumergido poca a poca en un ascendente ruido sinfónico que se eleva y se eleva hasta lo más alto que permiten los instrumentos, como el sonido de un despegue o aterrizaje de un vuelo, pared de ruido que súbitamente se corta por un reloj despertador.
Los sentidos se aclaran en la voz limpida y clara de McCartney hasta que de repente nos sumergimos en un sueño más profundo aún que el anterior; la voz de Lennon se debate flotante entre la marea de una orquesta Wagneriana, grandiosa, gigantesca.
Otra vez estamos en medio de un sueño y otra vez el ruido del despegue o aterrizaje, terminando así la canción; al final del disco unos ruidos de voces extrañas, aparentemente invertidas, nos hacen intuir un mensaje oculto.
El Diseño
Sgt. Pepper no destacó sólo por su música, sino por el concepto y la portada diseñada por el artista pop Peter Blake: una fotografía de los cuatro Beatles vestidos como sargentos delante de un collage de rostros célebres, entre los que se cuentan Marilyn Monroe, Bob Dylan, Cassius Clay, D.H. Lawrence y hasta Shirley Temple.
El rostro del actor mexicano Germán Valdés "Tin Tan" aparecería en la portada, pero se negó a última hora, enviando en su lugar un árbol de la vida de Metepec (planta tradicional mexicana) que aparece en un extremo de la fotografía, también aparecerían Gandhi, Hitler y Jesucristo, pero se cambio ya que poco antes John Lennon dijo la frase de "más populares que Cristo" y era mejor no ofender a hindues, judíos y cristianos.
Además, fue el primer disco que se vendía con las letras de las canciones impresas, aunque se quiso evitar esto poco se pudo hacer ya que las letras eran propiedad intelectual de los "fab four".
El álbum causó sensación en su época y sigue causándola, manteniendo la emoción y frescura.
Es un disco difícil de superar y que ha influido en generaciones de músicos con diferentes propuestas y estilos.
En septiembre de 2005, este disco fue elegido por la revista Rolling Stone como el mejor álbum de todos los tiempos.

Personal

John Lennon- voz, guitarras, piano, teclados, órgano victoriano, sintetizadores
Paul McCartney- voz, bajo, guitarras, piano, órgano, teclados, líder de la orquesta
George Harrison- voz, guitarras, sitar, bongós, piano
Ringo Starr- batería, percusión, piano, coros,
George Martin-Clavicembalo.