Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



La breve e intensa historia de Jim Morrison
 Vistas desde creación:4149
 Vistas desde último cambio:3160
 Vistas este mes:4143
 Vistas este año:4149
subir a armonía y música. 
A 30 AÑOS DE LEYENDA DEL POETA DE LA MUERTE

Se ha cumplido el 30 aniversario de la muerte de Jim Morrison, líder de "The Doors".
A la espera de cualquier acto de conmemoración para recordar a este enigmático artista, por ahora sólo se sabe que su discográfica lanzará el 12 de febrero una edición limitada de "The best of The Doors", un doble compacto con diecisiete de los mejores temas de la banda californiana.
Además de títulos como "Light my fire", "L.A. Woman", "Love her madly", "Alabama song" y "Touch me", el disco incluye cuatro remezclas diferentes de su canción más emblemática "Riders on the storm" y una pista multimedia con una entrevista con Jim Morrison, imágenes, fotos y una postal
electrónica del también llamado "Rey Lagarto".

Inicios
La carrera de The Doors fue corta, tan sólo duró cinco años, pero fulminante e intensa.
En 1966 Jim Douglas Morrison, un poeta rebelde y amante del cine, conoció en la Universidad de UCLA a un pianista apasionado por el rhytm'm blues, Ray Manzarek.
Después se unieron a John Desmore con su batería y a Robbie Krieger y su guitarra, y empezaron tocando blues en un local de Sunset Bulevard, donde Morrison perdió su timidez inicial, cogió soltura y empezó a moverse de una forma muy particular ante el micrófono.

Rey Lagarto

Sus labios carnosos, su media melena y unos ceñidos pantalones de cuero le convirtieron en un auténtico sex symbol de belleza clásica.
Su manera de moverse en el escenario, a base de contoneos y psicodélicos movimientos, con los que era capaz de hipnotizar al público, le hicieron merecedor del sobrenombre del "Rey Lagarto".
Una imagen y unos movimientos que posteriormente han sido imitados por innumerables rockeros.
Cosa que, curiosamente, no han logrado hacer con su sugerente e inigualable voz.
The Doors nacieron y vivieron en la época de los hippies y el amor libre, los años setenta, y decidieron convertirse en los representantes del lado oscuro, ya que sus mensajes no hablaban de paz sino del terror, violencia, culpabilidad, desamor y, sobre todo, de muerte.
Prueba de ello es que a Morrison también le llegaron a llamar "el poeta de la muerte".
En enero de 1967 lanzaron su primer disco, "The Doors", que, aunque lentamente, se convirtió en uno de los discos favoritos de los circuitos alternativos, hasta llegar al número dos de las listas, precedido por el "Sargent Pepper's" de los Beatles.
Ya con su tercer álbum consiguieron llegar a ser el mejor grupo de rock norteamericano y siguieron grabando discos hasta 1971, cuando se publicó "L.A. Woman", séptimo trabajo de su carrera (contando con el directo "Absolutley Live" de 1970).
Al final consiguieron elaborar un sonido claramente identificable con el que lograron algunas de las más visionarias, brillantes y poéticas canciones de la historia del rock.

Drogas y alcohol

Las drogas siempre tuvieron un papel fundamental dentro de la vida del grupo.
La primera prueba de ello es que el nombre de la banda surgió a partir del libro "Las puertas de la percepción", de Aldous Huxley, donde el autor relata las experiencias con toda clase de sustancias psicodélicas.
Sobretodo en el caso de Morrison, su faceta más salvaje le hacía jugar con el alcohol y las drogas y le invitaba a escandalizar y provocar al público desde el escenario; un comportamiento que le causó problemas con el FBI, que le acusó de obscenidad, conducta lasciva y exhibición indecente.
Lo cierto es que Morrison estaba cansado de su papel de "rock star" y prefería ser reconocido como poeta, lo que le obligó a trasladarse a París en marzo de 1971 para reunirse con su novia, Pamela Curson.
En la madrugada del 2 al 3 de julio, ella le encontró muerto en la bañera aparentemente debido a un ataque al corazón.

La enigmática muerte
Allí terminaron los Doors y comenzó la leyenda.
Nadie vió el cadáver de Jim, excepto Pamela y el forense, y el manager tardó seis días en comunicar la noticia a la prensa, con lo que aumentaron los rumores sobre su posible desaparición.
Treinta años después, la tumba de Morrison sigue siendo lugar de culto para muchos y de profanación para otros, hasta incluso algunos dudan si verdaderamente está enterrado allí.
Hace diez años, el cineasta Oliver Stone rindió un homenaje particular a la mítica banda californiana con la realización del largometraje "The Doors", basada en el libro "No one here gets out alive" (1980), considerada la mejor biografía del poeta, cantante, filósofo y sex symbol al que la muerte convirtió en leyenda hace ahora treinta años.