Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Jimi Hendrix... y el rock & roll ardió
 Vistas desde creación:3463
 Vistas desde último cambio:3138
 Vistas este mes:3463
 Vistas este año:3463
subir a armonía y música. 

"...discúlpenme, mientras beso el cielo..." ( Purple Haze - Jimi Hendrix, 1967 )


Por Soledad Avaca

El 27 de noviembre de 1942 nacía el legendario guitarrista


Mientras el calor se concentraba en sus manos, la electricidad se convertía en llamas.
El humo se elevaba en escena y él, como en un ritual, se arrodillaba frente a la hoguera.
No sólo el fuego
quemaba sus guitarras; sus dedos le sacaban chispas a las seis cuerdas eléctricas.
Jimi Hendrix, un zurdo de raza negra, pasó por la historia del rock & roll como una ráfaga y logró convertirse en uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos.
El vínculo que tenía con ese instrumento era casi sagrado.
Durante su memorable actuación en el festival de Monterrey, en 1967, quemó su Fender Stratocaster como muestra de agradecimiento a su público; una ceremonia que repitió en varias presentaciones.
Tal vez, para simbolizar que aquello había sido el súmmun y que esas cuerdas jamás podrían ser usadas en una interpretación similar. A menudo se dice que tuvo una vida trágica, quizás, porque su historia se parece a la de muchos personajes legendarios que fueron consumidos por la vertiginosidad de sus vidas y sus precipitados finales.
Así fue su existencia: velocidad, psicodelia, drogas, alcohol y una muerte apresurada.
Le faltaban apenas dos meses para cumplir 28 años.
Jimi Hendrix era James Marshall Hendrix, nacido en Seattle, Washington, el 27 de noviembre de 1942.
Hijo de James Allen Hendrix y Lucille, su madre de origen indio, quien perdió la vida cuando Jimi era pequeño.
Jamás tuvo educación musical.
Tanto es así que se comenta que ni siquiera sabía leer un pentagrama.
En 1959 su padre le regaló su primera guitarra eléctrica.
Aprendió a rasgar las cuerdas escuchando a Elmore James, B. B. King, Muddy Waters y Bob Dylan. Pese a la admiración que sentía por ellos, alguna vez manifestó: "Nunca quise copiar a nadie."
Y logró autentificar sus palabras con sus acciones, ya que inventó un estilo irrepetible.
Jimi comenzó su carrera artística en 1962, cuando formó King Casual junto con un joven aficionado del blues, Billy Cox, a quien había conocido en el ejército.
Años más tarde creó su propia banda llamada Jimmy James and The Blues Flames y en 1966, Chas Chandler, bajista de The Animals , lo convenció que viajara a Londres.
Su familia no tuvo noticias de él hasta que en septiembre de ese año llamó a su padre desde Inglaterra para decirle que allí lo convertirían en estrella.
Y no se equivocó.
Chandler se convirtió en su representante y juntos crearon The Jimi Hendrix Experience , un verdadero éxito.
El grupo lanzó su primer álbum, Are you Experienced?, en 1967, y es considerado uno de los mejores discos en el empleo de la guitarra.
Tras los gloriosos conciertos de Monterrey (1967) y Woodstock (1969) el conjunto se disolvió.
Pero la vida de Hendrix a finales de la década del 60 se tornó conflictiva: problemas de drogas, inestabilidad emocional y malos comportamientos, que lo llevaron a simultáneos arrestos.
Rápidamente, Hendrix trazaba las líneas de un adelantado final.
En ese tiempo, Chandler decidió abrirse y Jimi debió continuar solo.
Sin embargo, nada lo detendría.
Al poco tiempo fundó Band of Gypsies, con su antiguo compañero Cox y Buddy Miles, un trío que tampoco tuvo futuro.
A Jimi no le gustaba el estilo funky de la
batería de Miles y decidió romper la formación en medio de una presentación en el Madison Square Garden de Nueva York.
La muerte sorprendió a Hendrix el 18 de septiembre de 1970.
Estaba en el departamento de su novia, Monika Danneman, en Notting Hill, Londres.
Había ingerido una mezcla de somníferos y alcohol.
Al parecer murió por aspirar su propio vómito.
Fue trasladado de urgencia al hospital de esa ciudad y a los pocos minutos de haber llegado, los médicos anunciaron su fallecimiento.
En cada uno de sus conciertos era común verlo improvisar con la guitarra por detrás de su cabeza, rasguear las cuerdas con sus dientes, tirarse al piso, esperando el grito desenfrenado de millones de fanáticos, y quemar el instrumento como parte del espectáculo.
Sin embargo, lo más valioso fue su originalidad y la manera en la que logró redefinir el rol del guitarrista.
Para muchos, fue una bisagra en la historia del rock & roll, ya que logró que su música girara en torno a lo que producía con las seis cuerdas y no en función de la canción.
Sin dudas, éste fue el condimento extra que lo llevó a convertirse en una influencia fundamental para todos los guitarritas del género.
Lo que Hendrix hizo con la guitarra es casi increíble.
Si ella pudiera hablar, seguramente se lo agradecería...