Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Encuesta 1997 - Los mejores de la historia
 Vistas desde creación:3065
 Vistas desde último cambio:2615
 Vistas este mes:3050
 Vistas este año:3065
subir a el rock en argentina. 

Por Oscar Finkelstein
Respondieron 300 personas de entre 15 y 50 años, de distintos niveles sociales.
La encuesta arrojó sorpresas.
La mayor: el empate entre Soda y Los Redondos en el rubro mejor banda.
El inconsciente colectivo a veces funciona como sutil e involuntario mediador: Soda Stereo y Los Redonditos de Ricota compartieron un salomónico empate en la encuesta que el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) hizo para
Clarín sobre los mejores artistas del rock nacional en sus primeros treinta años de vida.
Un aniversario marcado por la edición del simple La balsa (de Tanguito y Litto Nebbia), en la versión de Los Gatos.
Así, los seguidores de las bandas que, especialmente en los ´80, protagonizaron una de las guerras más encarnizadas en la historia del movimiento -en la que los combatientes, justo es decirlo, fueron más los fans que los músicos- firmaron el armisticio definitivo.
Un exacto 13,7% puso a ambos grupos en lo más alto de una preferencia repartida, en la que Sui Generis, Vox Dei y Los Abuelos de la Nada ocuparon los lugares siguientes
Fito Páez (solista masculino), Fabiana Cantilo (solista y cantante femenina), Luis Alberto Spinetta (cantante masculino), Pappo (guitarrista), Pedro Aznar (bajista), Charly García (tecladista), Charly Alberti (baterista), Rubén Rada (intérprete de otros instrumentos) completan el seleccionado rockero argentino de las últimas (primeras) tres décadas del género, según la irrefutable voluntad popular.
Los Redondos se alzaron, además, con el premio popular a mejor disco, por Oktubre, segundo álbum de la banda, editado en 1986.
Y Muchacha (ojos de papel) (Spinetta), aquella dulce melodía que alguna vez fue música de fondo de una provocativa publicidad textil, volvió a demostrar su inmortalidad como mejor canción de la historia.
Hay algo que los candidatos políticos saben muy bien: cuando se trata de encuestas (esto es, otra forma de la democracia), hay una palabra que les está vedada.
Esa palabra es injusticia.
Este sondeo, claro, no es la excepción.
Aunque llaman la atención algunos resultados.
A saber: Pese a que la encuesta toma un amplio rango demográfico (de 15 a 50 años), sólo hay un grupo joven entre los diez primeros: Los Piojos.
Cinco bandas (Sui Generis, Almendra, Serú Giran, Sumo y Los Gatos) no existen hace rato y una de las ganadoras (Soda Stereo) está a punto de pasar a mejor vida.
Fito Páez fue votado mayoritariamente por las mujeres (31,5%) pero quedó cuarto en el ranking de los hombres.
Y no figura entre los diez mejores cantantes, tampoco en el voto femenino.
Fabiana Cantilo ganó cómoda en los rubros solista y cantante, con una cifra sorprendente: fue votada por casi el 70% de los chicos de 15 a 19 años.
El mejor guitarrista es Pappo, aunque Luis Alberto Spinetta fue el elegido de las mujeres, los consultados de alto nivel socioeconómico y la franja de votantes de entre 45 y 50 años.
Pedro Aznar se impuso como mejor bajista en todos los rangos de género, edad y nivel socioeconómico.
Lo mismo sucedió con el percusionista uruguayo Rubén Rada en el rubro instrumentos varios.
Charly García (1ø) y Fito Páez (2ø) se repartieron las preferencias a la hora de elegir al mejor tecladista.
Mientras García se impuso por más de 11 puntos de margen entre los hombres, Páez ganó por poco entre las mujeres, en el nivel socioeconómico más bajo y en los rangos de 15-19 y 37-44 años.
Entre los cinco mejores discos no hay ningún trabajo de esta década.
Sólo aparecen después, con porcentajes muy bajos, La era de la boludez (Divididos) y Spinetta y los Socios del Desierto (ídem).
Lo mismo sucede en el rubro mejor canción, donde son mayoría (siete entre doce) los temas de finales de los ´60 y principios de los ´70.
Aunque los años de vida del rock nacional suman treinta, las preferencias se volcaron mayoritariamente por las bandas, solistas e instrumentistas de la segunda mitad de los ´80.
Esto es, los músicos que resultaron de aquella segunda fundación del rock criollo, cuando la guerra de Malvinas blanqueó la presencia de un movimiento que ya tenía su historia.
Lo que vino después de aquel hito doloroso, el rock de los ´80 con algunas de sus bandas (Soda, Redondos, Sumo, Abuelos, Cadillacs) y solistas emblemáticos (Fito, Charly, Spinetta, Gieco, Calamaro, Baglietto, Fabi, Celeste), están presentes en la elección de la gente sin distinción de edades, género o nivel socioeconómico.
También lo están los próceres, los indiscutidos, los que no podían faltar por calidad artística, permanencia, en algunos casos coherencia, popularidad, imagen, cifras de ventas...
Es curioso, en cambio, que esta década no haya aportado más nombres entre los preferidos del público. Los Piojos, Los Visitantes, Babasónicos, Attaque, Las Pelotas, Illya Kuryaki, entre muchos otros, no fueron prácticamente mencionados en la encuesta.
A lo mejor por respeto a sus mayores, ni siquiera los más chicos se animaron a votar por sus contemporáneos.
En la década que está arrojando al mercado y a los escenarios mayor cantidad de bandas, solistas y álbumes, los nuevos valores del rock parecen no estar aun lo suficientemente maduros como para competir en una compulsa histórica, siempre de acuerdo con el juicio de los consultados.
Por otra parte, hay un reconocimiento a los pioneros del movimiento.
Repartidos en los distintos rubros y en diversas posiciones, aparecen bandas como Vox Dei, Manal, Almendra, Los Gatos; solistas como Litto Nebbia, Moris, Gabriela, María Rosa Yorio; cantantes como Miguel Abuelo, Javier Martínez; Claudio Gabis entre los guitarristas; Emilio del Guercio, Alejandro Medina, Rinaldo Rafanelli y Machi Rufino entre los bajistas; los bateristas Oscar Moro, Rodolfo García, Pomo, Javier Martínez y Gonzalo Farruggia; Litto Nebbia y Carlos Cutaia como tecladistas; los saxofonistas Bernardo Baraj y Ara Tokatlian y el violinista Jorge Pinchevsky en instrumentos varios (y el mismo Rada, ganador del rubro); discos como La Biblia (Vox Dei), Almendra (ídem), Vida (Sui Generis), Manal (ídem), Artaud (Pescado Rabioso); temas como Rasguña las piedras (Sui Generis), La balsa (Los Gatos), El oso (Moris), Avellaneda blues (Manal), La marcha de la bronca (Pedro y Pablo), Mañanas campestres (Arco Iris), Sucio y desprolijo (Pappos Blues), además de Muchacha... (Almendra), que ganó el rubro.
Tal vez no signifique más que eso, un reconocimiento a aquellos que lanzaron la primera piedra (y luego no escondieron la mano).
Un homenaje multigeneracional a los que de verdad comenzaron a hacerlo todo a pulmón.
O, quién sabe, la triste certeza de que poco de lo que vino después de aquellos últimos años de los ´60 y primeros de los ´70 merece tal distinción.
Sería bueno que no sea una creencia colectiva de que (Spinetta dixit) todo tiempo pasado fue mejor.
Mañana es mejor.