Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Sencillez y serenidad, con el sello de un grande
 Vistas desde creación:3539
 Vistas desde último cambio:3427
 Vistas este mes:3539
 Vistas este año:3539
subir a el rock en argentina. 
Luis Alberto Spinetta interpretará temas de “Pan”, su nuevo disco, en un recital solidario, esta noche, a partir de las 20.30, en la plaza San Martín.
Luis Alberto Spinetta será la figura principal de un encuentro solidario que organiza esta noche, a las 20.30, en la plaza San Martín (Moreno y Córdoba), la Secretaría de Cultura de la provincia, en el que se recogerán libros para repartir en las bibliotecas populares de la provincia.
El Flaco Spinetta interpretará temas de su nuevo disco, “Pan”, acompañado por los músicos Nerina Nicotra
(bajo), Claudio Cardone (teclados) y Sergio Verdinelli (batería). Además, el compositor recorrerá algunas de las canciones que lo convirtieron en una de las figuras centrales del rock argentino.
Los últimos años de la carrera de Spinetta están marcados por el color de la sencillez y la serenidad, con discos introspectivos, que hablan de su descontento con el panorama actual de la música.
En los conciertos de presentación de “Pan”, Spinetta recorrió la totalidad de las canciones que lo integran, dejando espacio apenas para un par de clásicos de sus antiguas bandas Pescado Rabioso y Spinetta Jade.
La carrera de Luis Alberto Spinetta comenzó con el grupo Almendra, formado en 1967, fundamental en el primer período del rock argentino, con el que grabó dos discos de estudio, y un tercero en 1980, cuando la banda decidió reunirse para hacer algunos conciertos.
Su siguiente grupo fue Pescado Rabioso, que duró solamente dos años y editó tres discos excepcionales: “Desatormentándonos” (1971), “Pescado 2” (1972) y “Artaud” (1973), aunque en verdad este último fue grabado en soledad.
Luego, Spinetta fundó las bandas Invisible y Spinetta Jade, antes de lanzarse en una carrera solista, a comienzos de los años 80, con el álbum “Kamikaze” (1982). Placa eminentemente acústica, a “Kamikaze” le siguió “Privé” (1985), un disco plagado de teclados y sonidos sintetizados.
Tras algunos años de silencio, Spinetta regresó al ruedo con el gran “Téster de violencia” (1988), sucedido por otro gran álbum, el oscuro “Don Lucero” (1989).
“Pelusón of milk” (1991) y “Fuego gris” (1994) fueron los trabajos previos a la formación del trío Los Socios del Desierto, con el que sacó un álbum doble en 1997.
Finalmente, “Los ojos” (2000), “Silver sorgo” (2001) y “Para los árboles” (2003) conforman una trilogía musical en la que Spinetta regresa al sonido de Spinetta Jade, con extensas orquestaciones de teclados y pasajes instrumentales marcados por el jazz.