Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Un hombre que reúne la historia
 Vistas desde creación:2653
 Vistas desde último cambio:2556
 Vistas este mes:2653
 Vistas este año:2653
subir a el rock en argentina. 
MUSICA Y POESIA.

Spinetta le puso al rock argentino su propio sello, con una producción abundante y exquisita.
Con casi 40 años de carrera, y 35 discos editados como solista o en grupos, Spinetta regresa a Tucumán, tras casi 11 años, para presentar su nuevo trabajo, titulado “Pan”. Hoy y mañana, en el Alberdi.
Su apellido está ligado indisolublemente al rock argentino. No sólo por ser un pionero, sino
porque muchas de sus canciones se convirtieron en clásicos y, sobre todo, porque nunca se detuvo, y sigue creando y produciendo. Luis Alberto Spinetta, “El Flaco”, regresa esta noche y mañana a los escenarios tucumanos después de casi 11 años de ausencia.
En esta oportunidad, presentará “Pan”, su último disco, aunque seguramente algunas de sus más recordadas canciones serán parte del repertorio.
Con un estilo de composición característico, y letras en las que la poesía desborda en imágenes, Spinetta inició su carrera en 1967, cuando formó el grupo Almendra con Emilio del Guercio, Rodolfo García y Edelmiro Molinari. Esta banda es parte de la trilogía inicial del rock argentino, junto a Los Gatos y a Manal.
Los nueve temas que componen el disco “Almendra” (1969), se convirtieron en parte esencial del rock, y aún perduran en el imaginario popular. “Muchacha (Ojos de papel)”, “Ana no duerme”, “Plegaria para un niño dormido” y “Laura va”, son claros ejemplos de ello.
Su debut como solista tuvo lugar en 1971, tras la disolución de Almendra, con “Spinettalandia y sus amigos”. Su siguiente proyecto grupal fue el trío Pescado Rabioso (con Black Amaya y Osvaldo “Bocón” Frascino), que duró solamente dos años, y editó cuatro discos. Mientras continuaba su producción en solitario, a mediados de 1973 fundó Invisible, acompañado por Pomo y Machi Ruffino. Con este grupo incursionó en la fusión jazz-rock, y profundizó la veta tanguera que desde Almendra venía asomándose.
Cada cambio de formación (y hubo muchos), no significó sólo un cambio de acompañantes, sino que fue parte de una búsqueda de conceptos sonoros y armonías que prácticamente no se detuvo en los casi 40 años que Spinetta lleva en el rock.
A fines de los 70, Almendra se reunió dos veces (se editaron discos en vivo), y los 80 empezaron con Spinetta-Jade.
En 1985 “el Flaco” iba a grabar a dúo con Charly García, pero únicamente se llegó a registrar el tema “Rezo por vos”, incluido en “Privé” el siguiente disco de Spinetta. El proyecto que sí se concretó fue “La la la” (1986), con Fito Páez.
Pero luego hubo períodos de silencio, de pocas presentaciones en vivo, hasta que en 1990 tocó en “Mi Buenos Aires Rock”, un festival organizado por la Municipalidad porteña, que convocó a unas 150.000 personas en la avenida 9 de Julio. Allí presentó algunos temas de “Piel de piel”.
Muchos discos y actuaciones pasaron en los 90, con más o menos aceptación del público, pero siempre al frente, a la vanguardia y con ideas claras sobre las cosas que quiso decir en cada momento.
“Pan” (editado a fines de 2005), tal vez el disco más rockero de Spinetta en los últimos tiempos, tiene una fórmula más visceral, sin tanta electrónica, y algunas composiciones de nivel elevado, con poesías que plantean una especie de alejamiento de las grandes ciudades.