Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Fender Stratocaster, la reina del rock
 Vistas desde creación:3928
 Vistas desde último cambio:3744
 Vistas este mes:3928
 Vistas este año:3928
subir a novedades del sitio. 
Por César Pradines

Es la guitarra más copiada del mundo. Su sonido cristalino y limpio hace que sea la elegida por la mayoría de los músicos
En esta ocasión, dedicaremos la columna al instrumento emblemático del rock: la guitarra. Pero no a cualquiera, pues la Fender Stratocaster lleva la bandera de esa corriente musical.
Popular como ninguna, el modelo es el más imitado del mundo por marcas de menor prestigio. Su diseño y su sonido representan al rock y a su fuerza. La calidad sedujo a cuatro de los guitarristas más importantes de la música contemporánea: Jimi Hendrix, Jeff Beck, Eric Clapton y Steve Ray Vaughan.
Una guitarra con
blasones, según Ash, luthier experto en equipamiento Fender, que afirma que la Stratocaster es para hacer rock: "Tiene un sonido particular, por lo puro y cristalino, que no se observa en otros modelos", señala.
Respecto de su construcción, explica que la Stratocaster es un instrumento de escala larga: "Tiene la misma distancia entre puente y puente que una guitarra clásica. De ahí su sonido limpio. Los acordes logran tener una calidad distintiva por su brillantez", agrega.
La Strato es una guitarra creada en 1954 por Leo Fender que, curiosamente, no era guitarrista: "Su relación con la música de rock fue inmediata. Tener una de estas guitarras y hacer rock es una conjunción ideal", comenta Ash y agrega: "Si bien es conocida desde mediados de los años cincuenta, fue Jimi Hendrix el que la catapultó a su fama actual. El explotó sus posibilidades como nadie", relata el experto.

Riqueza de matices
El talentoso guitarrista Miguel Botafogo no duda en señalar que la Stratocaster tiene una enorme versatilidad: "Usada sin efectos tiene la plasticidad para hacer rock & roll de los años cincuenta o simplemente rock. También blues, jazz y fusión se encuentran dentro de las posibilidades que posee", agrega este músico, con 25 años en la escena local.
La fuerza de esta guitarra queda reflejada, por ejemplo, en el tema de comienzos de los años setenta de Pappo, Stratocaster boogie . El sonido de aquella Fender blanca parecía destilar una potencia y variedad de matices sobresalientes.
Para Botafogo es precisamente esa versatilidad la que genera en cualquier músico un espíritu investigativo que lo lleva a buscar un sonido propio.
Al ser tan copiada, alguna de esas réplicas tenía que tener buena calidad. "También son excelentes algunos modelos de Stratocaster de la casa Fernandes. En algunos aspectos son superiores a las actuales fabricadas por Fender, ya que, para su armado, utilizan criterios de los años sesenta", concluye Botafogo.

¿Sabías que...
... la primera aparición ante el gran público de esta guitarra fue a mediados de 1955? El cantante de rock & roll Buddy Holly, fallecido trágicamente en un accidente de aviones, la presentó a su audiencia como el instrumento ideal por su fuerza y claridad para tocar. La usaba quitándole la marca rock & roll Stratocaster.
... en el folklore rockanrolero jamás hubo reinas? En cambio sí las hubo en el blues o en el jazz. Según se cuenta, Holly habló de la Fender como la Reina del rock & roll, título que, evidentemente, nadie hasta hoy le ha podido discutir.

Preferida por los bluseros
Uno de los guitarristas que más prometen en la escena del blues local es Lucas Sedler, de Blues Deluxe; para él, también la Stratocaster tiene una enorme riqueza de sonidos: "Sus tres micrófonos le dan una variedad de matices que pocas o ninguna guitarra tiene. Mientras la mayoría no supera las tres tonalidades (agudo, medio y grave), la Strato posee cinco posiciones", señala Sedler.
Otro punto a favor son sus diversos modelos. Desde las clasificadas como estándar, pasando por las reediciones, hasta las signature , que copian los modelos de ciertos guitarristas representativos para la música actual. Por ejemplo, está la Stratocaster Eric Clapton, la Jeff Beck, la Steve Ray Vaughan, la Robert Cray y Ritchie Sambora.
Otras, por cierto, vienen con micrófonos estándar. Su sonido más limpio es el preferido de muchos músicos de blues.
"Si bien los micrófonos Lace Sensor tienen una fuerte ganancia en términos de amplificación, su sonido es algo sucio . Pero, por ejemplo, Hendrix usaba una Strato estándar con algún pedal y ya ven las posibilidades que tiene el instrumento", recuerda Sedler.
Entre la gran variedad de ese modelo de Fender sobresalen por su calidad las reediciones 57 Vintage , 62 Vintage y los modelos de los años 50 y 60.
Sus precios son altos: hay que pensar en una inversión no menor de los 900 dólares para una Fender norteamericana. Las hay de fabricación japonesa o mexicana, que son más económicas. De todos modos, su imagen y su sonido llevan la magia del rock.

Modelos y precios
Reediciones 57-62: desde US$ 1820 hasta 2000 dólares.
American Standard: 1220 dólares.
California: 915 dólares.
Big Apple Strat: (Con dos micrófonos dobles) 1590 dólares.
Lone Star Strat: (tres micrófonos, uno doble), 1620 dólares.
Roadhouse: 1700 dólares.
Start Deluxe: con micrófono Noiseless, sin ruido, 1920 dólares.

Signature
Eric Clapton: 2250 dólares.
Yngwie Malmsteen: con diapasón escalopeado para obtener un sonido más brillante, 2180 dólares.
Stevie Ray Vaughan SRV: 2120 dólares.
Jeff Beck: 2120 dólares.
Tribute Jimi Hendrix: 1860 dólares.
Modelo Ricardo Mollo: con Lace Sensor y mástil de ébano. Fabricada sobre una Fender reedición del año 1962, 2500 dólares.

Glosario

Acorde: conjunto de tres o más sonidos combinados armónicamente.
Blues: música de raíz negra, de la cual surge el rock & roll.
Equipo de amplificación: al carecer de sonido propio, los intrumentos eléctricos requieren de este artefacto.
Fusión: corriente musical nacida en los años setenta. Surge de la unión del jazz con el rock & roll o con otros estilos.
Jazz: corriente musical derivada del blues.
Puente: sostén colocado perpendicularmente en la tapa del instrumento y en el final del diapasón para mantener levantadas las cuerdas.
Tonalidades: se refiere a la nota en la que es interpretada una melodía.
Pedales: accesorios que posibilitan a la guitarra ampliar su variedad de sonido.