Estamos trabajando en la nueva versión del sitio, enterate como participar.



Spinetta o el curso esencial de la vida
 Vistas desde creación:2391
 Vistas desde último cambio:2343
 Vistas este mes:2391
 Vistas este año:2391
subir a novedades del sitio. 
por Héctor Aravena

Tras su visita por nuestro país para efectuar tres conciertos el fin de semana del 2 al 4 de septiembre y presentar su más reciente producción, “Camalotus”, el siempre activo y creativo Luis Alberto Spinetta, se dio el tiempo de conversar relajadamente, hablar de sus planes futuros, de su relación con la música y de una carrera, que a casi 40 años de su irrupción junto a Almendra, por allá a fines de los 60, increíblemente se sigue recreando de las más sutiles, inesperadas y geniales maneras. Es que Spinetta parece ser una especie de entidad eterna, de espíritu siempre en riesgo. Un creador en el más amplio sentido de la palabra, y que nunca ha optado por el éxito fácil, sino que al contrario, se la ha jugado por mostrar con su bella música y poesía, los más recónditos paisajes del alma y el corazón humano. Como decía alguna revista del pasado, “mientras el “flaco” esté entre lo vivos, la belleza tiene su lugar asegurado”. Qué así sea.-

LA PERFECCIÓN DE LOS LIRIOS
Como decíamos, Spinetta vino a presentar el epé y Dvd 2004, “Camalotus”, una compilación con sus videos más recientes, además de un disco con tres canciones nuevas, más la remezcla del tema “Aquas (Aguas de la miseria, remix)”, original de su álbum 2003, “Para los Árboles”. Spinetta nos explica: “Camalotus es un tipo de ser del reino vegetal, como si fuera una extensión propia de los árboles. Hay semillas que cayeron en el agua y crearon éstas, como hay acá en nuestra delta argentino y en algunas partes de
Paraguay. Los ríos tienen esos camalotes, que son plantas flotantes, de alguna manera, muy ligados a los lirios de agua como los lotos. Entonces el “Camalotus” es una forma esbelta de un camalote tradicional, que creo fue un nombre excelente para reflejar la sensibilidad flotante y acuática de esta producción”
¿Por qué la opción de editar estas cuatro canciones y no reunir más temas para un disco de larga duración? Te lo pregunto porque a lo largo de tu carrera, sino me equivoco, este es la única oportunidad que publicas material en este formato epé.
“Bueno, lo que pasa es que además de los cuatro temas, esta es la primera vez que junto todos los video clips que hago en un sello, por lo tanto ya tiene el interés de reunir ese trabajo en un solo disco, más estas canciones, que por otro lado, llegan a Chile como un año tarde. Por eso no es tan ilógico”.
Una de las canciones que más llaman la atención en “Camalotus” es el track que abre el álbum llamado “Buenos Aires, Alma de Piedra”. Cuéntame un poco de la gestación de ésta, en qué te inspiraste y cómo nació.
“Es un tema dedicado a la ciudad, a una ciudad agresiva y hermosa al mismo tiempo. Siendo una fuente constante de atractivo turístico y de visitas desde todos lados del mundo, a la vez, Buenos Aires, es una ciudad con un alma rota, un alma endurecida por la pobreza, por los malos gobiernos, por la represión, por los pequeños crímenes diarios. La cuestión es que en la letra se expresa con claridad todo eso, que es como si fuera una bataclana la ciudad. Yo lo trato de un poco de bataclana”.
En relación al dvd, resalta la muy potente versión para el clásico de Almendra “Ana No Duerme” rockeando con todo junto a tus hijos ¿Cómo ha sido para ti esa experiencia de tocar con ellos, de ver a tu descendencia a tu lado haciendo un clásico de tu más primario período?
“Sí, la verdad es que esa versión es muy polenta. Ellos son tremendos y por otro lado, ahí te demuestra la fuerza y te confirma que un tema de los años 60 como “Ana No Duerme”, aún tiene su actualidad y se sostiene a pesar de los años. Por ahí con otro tema no podés hacer esa versión, en cambio esta canción, gracias a Dios, nos lo permite. Estoy muy contento de esa versión de “Ana No Duerme” la verdad. Tiene de todo, rap, instrumentación, solo de guitarra de Dante, tiene la voz, tiene a Graciela Coselli ahí poniendo la garra. Muy bien, la verdad, adoro esa modernización del tema”

LA ESPUMA MÍSTICA
¿Cómo ves que tu obra, ya bastante enorme, va siendo re-interpretada y entendida por las nuevas generaciones, que sin duda, la valoran como una de las fundacionales del rock de nuestro continente? ¿qué ves en ese fenómeno donde tu música parece no envejecer?
“La verdad es que creo que debe tener su propia fuente de la juventud “la loca”. Me refiero a la música. Porque lo que es yo, estoy cada vez un poquito más viejito, pero la música, las canciones, por ahí se mantienen, tiene sus propias alas y van un poco donde ellas quieren. Por suerte está esa alondra que busco plenamente todos los días”
¿Qué música estás escuchando ahora aparte de tu conocido amor por The Beatles, Steve Wonder y músicos del jazz como John McLaughlin y John Scofield? ¿Te interesa en especial algo de ahora o sigues escuchando las mismas cosas?
“Siempre hay alguno intentos de uno para renovarse en los gustos y hay cosas muy buenas. Una canción acá, algo allá. Siempre me sigue llamado la atención lo nuevo de Björk, porque está constantemente rompiendo las barreras. Por ahí me gustó un disco de The Hives, pero después el otro disco no me agradó tanto. O por ejemplo, ahora me gusta mucho una canción de Catupecu Machu que anda muy bien. Me gusta lo nuevo que está haciendo Dante (Spinetta), lo nuevo de Lucas Martí. La verdad, hay mucha música popular y especial también que me interesa mucho”.
Y volviendo a tu carrera ¿qué nos puedes anticipar de algún nuevo trabajo, algunas nuevas composiciones?
“La verdad es que ya estoy terminando un nuevo álbum que pretendo lanzar este mismo año. Tenemos una serie de canciones ya grabadas y estamos ahora en la faceta de ponerle algunos coros y completar las voces con las letras originales. Es un disco tocado en vivo adentro del estudio, grabado en cinta analógica, pero también con técnicas digitales para todo lo que son los doblajes y los overdubbings. Eso se ha hecho en el campo digital y luego estas cosas funcionan sincronizadas. Hay un intento de llamar “Espuma Mística” al disco, que creo es un lindo título, pero vamos a ver si por ahí se me ocurre otra cosa. A mi me gustaría saber cómo va a caer esta placa en la gente que escucha mi trabajo, porque contiene cosas distintas a lo de mis trabajos anteriores más de transición como “Silver Sorgo”.

LA VÍA CHILENA HACIA EL CARIÑO
Tus visitas a nuestro país, han sido bastante seguidas en los últimos años, diría que has venido a promocionar todos tus discos ¿sientes alguna relación especial con el público chileno, hay una cercanía específica con ellos? Te lo pregunto porque a pesar de no ser tantos tus seguidores aquí, si son muy fieles y conocen bastante bien tu obra.
“Sí, la verdad es que se nota que mi trabajo en Chile es apreciado porque siempre entré en un gran contacto con la gente. Me fui muy muy contento cada vez que los he visitado. En este país puedo venir, tocar y sentirme a la vez como en Argentina. Es muy lindo. Un público respetuoso y que le gusta la buena música. Eso es lo fundamental”.
Una pregunta más personal con respecto a tu música. Con el pasar de los años, ¿cuáles son los discos de tu larga discografía que crees más importantes para ti, que vuelves a re-escuchar y que sientes que están más potentemente en tu recuerdo, en tu corazón?
“La verdad es que no busco encontrar eso en mi trabajo antiguo, ni tampoco en el más reciente. Creo que cada momento musical habla de su propia tensión, de su propio tono, por decirlo así. Entonces, agradezco mucho poder sentir que creo nuevas canciones y que siempre propongo cosas nuevas. Si no me quedaría paralizado analizando que hice o que no hice y viendo que sentimientos albergo de aquello que dejé atrás. Para mi eso no es lo ideal”.
Pero a pesar de eso no te la juegas por ninguno.
“Bueno, la prueba está en lo que toqué en Santiago y en Viña Del Mar. Es lo que siento, que aunque sea un material viejo, ahora le volví a encontrar el feeling a tal o cual canción. En la música que toco en vivo se reflejan las canciones que estoy apreciando y eso nuevo entusiasmo, me da el impulso para tocarlo. Porque a pesar de que el show estuvo basado en “Camalotus” y en algunas canciones de “Para Los Árboles”, también hay una repasada por temas clásicos como “Era de Uranio” y “Resumen Porteño” de Spinetta-Jade, algo de Pescado Rabioso e Invisible, además de una versión de “Kamikaze” con todos los instrumentos, con bastante fuerza en relación a las más acústica de la original. Entonces quizás lo mismas canciones que estoy tocando respondan a tu pregunta”.
Tengo una grabación de tu primera visita a Chile en el Café del Cerro en 1989, cuando estabas promocionando el álbum “Tester De Violencia” ¿Qué recuerdas de ese show, a estas alturas histórico, y dónde estabas tu sólo con guitarra acústica? ¿Qué anécdota nos puedes contar de esa primera venida a nuestro país?
“En el Café del Cerro, que lamentablemente ya no está más, me tocó que había un loco ahí que cantaba su canción, mientras yo cantaba la mía en el show. Entonces yo le pedí a la gente que lo escuchara a este loco y le diéramos la oportunidad para escuchar su canción. Cuando el loco terminó, todo el mundo lo aplaudió y le gente dijo bueno, ahora déjalo seguir a Luis y así pude continuar mi show –risas-. Fue increíble porque el tipo estaba casi al lado mío y me cantaba la canción de él, me confrontaba pero así en pleno. Una cosa graciosa, pero siempre hay que entenderla a la gente”.
Volviendo al presente ¿cuéntame un poco de tu nueva banda que se vio muy sólida en tus shows en Santiago?
“Bueno, es un power cuarteto que ahora está integrado por una bella bajista, llamada Merina Nicota que es la esposa del gran Guille Badallá, bajista de Fito Páez. Tenemos a un verdadero maestro que es Sergio Verdinelli en batería, con quien hemos grabado este último disco que te hablé y que es un debutante en mi formación. Luego está el maestro tecladitsa Claudio Cardone, quien me está acompañando desde la época de los shows que realicé de manera electroacústica”.
Después de tantos años creando constantemente música ¿qué nos puedes decir que es lo más importante para ti en la creación, en el contacto con la gente, o en definitiva, qué es lo que sientes de tu obra, que se hace cada vez más inmensa?
“Creo que lo más importante es sentir que lo que uno hace contiene el curso esencial de lo que uno dice y siente en la vida. Es decir, como que la columna vertebral creativa se cimienta en aquellas cosas que uno defendió siempre. Para mí es muy importante no parecerme a nadie y no estar catalogado dentro de los músicos que se lanzan a la carrera comercial. Por lo tanto hacer una música realmente original y propia es algo muy satisfactorio para mi”.